Telefónica obtiene contrato exclusivo con Apple

Por Mundo Contact | 18 septiembre 2007 | Tecnología

Apple anunció el que el operador de teléfonos móviles 02, propiedad de la empresa española Telefónica, obtuvo un contrato exclusivo para distribuir iPhone en Gran Bretaña a partir del 9 de noviembre

LONDRES.- Apple anunció el martes que el operador de teléfonos móviles 02, propiedad de la empresa española Telefónica, obtuvo un contrato exclusivo para distribuir iPhone en Gran Bretaña a partir del 9 de noviembre.

“Hemos hablado con varios operadores aquí” y “pensamos haber elegido al mejor y al más popular”, declaró Steve Jobs, el presidente ejecutivo de este grupo estadounidense, refiriéndose al producto estrella de Apple.

“No fue una opción por razones económicas, sino por razones “culturales”; pensamos que O2 hace un muy buen trabajo”, agregó.

El diario The Guardian indicó que O2 prometió devolver a Apple una parte muy importante de los ingresos generados por el iPhone.

Este teléfono de pantalla táctil, que ya vendió más de un millón de ejemplares en Estados Unidos, será puesto en venta a partir del 9 de noviembre en Gran Bretaña al precio de 269 libras esterlinas (algo menos de 400 euros), precisó Jobs.

Matthew Key, el presidente ejecutivo de 02, el operador móvil que dispone de la mayor parte del mercado en Gran Bretaña, precisó que este aparato funcionará exclusivamente en la red de su compañía y estará disponible en sus comercios, así como en las tiendas de telefonía Carphone Warehouse y en las de Apple.

El presidente de O2 agregó que el iPhone estará disponible con tres categorías de abonos, a 35, 45 y 55 libras por mes (entre 50 y 80 euros por mes, aproximadamente). Precisó que estas tres tarifas incluyen el intercambio ilimitado de datos.

El presidente de Apple, fabricante del iPod y las computadoras Macintosh, declinó hacer comentarios sobre los otros países de Europa en los cuales será lanzado el iPhone.

“Dijimos que pensábamos ir a otros lugares de Europa en el cuarto trimestre y aún lo pensamos”, se limitó a indicar.

Fuente: El Economista, México