Inicio Tecnología 2017 Triple play en tierra azteca

Triple play en tierra azteca

La compañía Alianza GCS apuesta por que este nuevo esquema multimedia rinda jugosos frutos en México a través de las empresas que ofrecen televisión por cable, como en Estados Unidos

El triple play (la oferta de telefonía, internet y televisión de paga en un solo paquete) está atrasado en México: falta inversión y decisión de las empresas para desarrollarlo. Hoy en día el mercado está fragmentado; por un lado hay tres o cuatro empresas que abarcan la mitad del mercado y por otro hay pequeños negocios a los que les es casi imposible desarrollarlo, porque no tienen los clientes suficientes para que valga la pena la inversión, comentó Brian Beutler, presidente de Alianza Global Communication Services (GCS).

Lo anterior está relacionado con la reciente aprobación del Acuerdo de Convergencia por el cual se autorizó a las empresas de telefonía fija a ofrecer servicios de televisión restringida y datos, mientras que a las empresas de televisión por cable a ofrecer servicios de telefonía e internet.

El directivo comentó que antes había dudas en el mercado con respecto a si funcionaría o no el triple play, pero ese cuestionamiento ha quedado resuelto: “Ahora la pregunta es cuándo van a migrar a la tecnología”, afirmó Beutler.

El también socio fundador de Alianza GCS dijo que el ejemplo claro del avance del triple play es Estados Unidos, donde las cableras han atacado con fuerza el mercado, creciendo día a día: “Hace año y medio la empresa de telefonía AT&T dejó de buscar clientes de larga distancia porque ya no era rentable, las cableras están en una posición tan fuerte que aun AT&T no podía competir con ellos”, declaró.

El ejecutivo recomendó que las empresas que ofrecen televisión por cable en México inviertan y actualicen sus redes, haciéndolas bidireccionales para que puedan ofrecer el triple play.

“Hay una ventana de oportunidad como jamás la habíamos visto en el país; pero si sólo atacan el mercado residencial, se les va a pasar el tren y la manzana más dulce, que es el mercado de las pequeñas y medianas empresas (pymes) que gastan 10 a 15 veces más dinero en servicios de telecomunicaciones. Aquí va a pasar lo mismo que en Estados Unidos: los precios serán tan bajos, que van a tener que vender por valor agregado, y quienes compran así son los negocios”, aseguró.

Alianza GCS es proveedor de telefonía IP (protocolo de internet, por sus siglas en inglés), fundado en 2003. La empresa está enfocada en el mercado latinoamericano. Actualmente cuentan en México con 3 mil clientes; su director general espera finalizar el año con entre 8 o 10 mil consumidores. Entre los usuarios figuran Inglés sin Barreras, Best Western, Dodge y Goodyear.

Alianza GCS lanzó su oferta para empresas proveedoras de televisión por cable y concesionarios de redes públicas que quieran participar en el triple play, sin costo por inversión inicial y con cuotas mensuales por usuario, pues Beutler señaló que actualmente, para entrar a la competencia, las empresas deben invertir entre uno y 30 millones de dólares o más en el desarrollo de su propia plataforma.

Alianza ofrece Power Platform, una plataforma (software especializado) para el triple play con el cual las empresas pueden dar los servicios a sus clientes, pero con su propia marca: “Muchas ya cuentan con las herramientas legales, pero otras no tienen el tiempo, dinero, ni a los expertos necesarios en telefonía IP para crear su propia plataforma y salir al mercado rápidamente”, comentó.

La empresa también ofrece el sistema PowerPBX (Conmutador Hosted) para las pymes, el cual incluye funciones de un conmutador tradicional pero utilizando la telefonía IP, interconexión entre empleados, sucursales u oficinas remotas mediante marcación por extensión, operadora automática (IVR), llamadas gratuitas entre usuarios dentro de la red de Alianza, números telefónicos virtuales: locales y 800, entre otros.

Desde el punto de vista del entrevistado, en este año se verán cambios importantes y la consolidación del triple play en México, así como cableras comprando a otras cableoperadoras y telefónicas comprando a otras empresas de telefonía para poder competir.

Fuente: El Universal, México

Opinión