Inicio Tecnología 2017 Triple play, sin restricciones, este mismo año

Triple play, sin restricciones, este mismo año

Álvarez Hoth no descarta amparos de concesionarios

Jorge Álvarez Hoth, subsecretario de Comunicaciones de la SCT, asegura que con la definición del reglamento del Acuerdo de Convergencia, los consumidores podrán acceder a los servicios de telefonía, Internet y TV a través de un solo paquete, antes de que concluya el año.

Sin embargo, el propio subsecretario reconoce a El Economista que debido a los intereses en juego, no descarta que algunos concesionarios interpongan amparos, aunque no en cascada.

“Esto puede ocurrir y la SCT defenderá el acto administrativo, no se va a deslindar”, sostiene.

En esta semana, el reglamento del acuerdo será sometido a la consideración de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) y se publicará el 30 de agosto conforme a lo programado, anuncia. El Acuerdo de Convergencia ha levantado polémica entre empresarios de telefonía y cable, organismos reguladores y especialistas en la materia, debido a que abre la posibilidad de una mayor competencia entre los operadores de redes de
telecomunicaciones fijas. Asimismo, provocará la pérdida de exclusividad en la distribución de contenidos
por parte de las cableras y coloca en el centro del debate la modificación del título de concesión de Telmex.
“Es un debate público donde no están de acuerdo ni los cableros ni Telmex, lo cual quiere decir que estamos vigilando el bien público. Aquí, nadie está sacando el 100% lo que quiere, pero es una base que pueden aprovechar y con lo
que pueden trabajar los competidores del sector”, asegura.

Álvarez Hoth anuncia también que a partir de diciembre, ni Telmex ni ninguna otra compañía, ya sea de audio, televisión restringida o de telefonía fija, tendrán restricciones para explotar e invertir en infraestructura, a fin de dar
servicios de valor agregado.

Título de Concesión de Telmex

Desde su privatización en diciembre de 1990, Teléfonos de México, la empresa más fuerte de telefonía fija en el país, mantiene un título de concesión restringido a este servicio, situación que cambiará en las siguientes semanas,
tras cobrar vigencia el Acuerdo. “Aquí no se discute el punto de la dominancia del mercado de tal o cual
participante. Todos los títulos de concesión se van a modificar; el de sistemas de cable y el de las telefónicas”, sostiene Álvarez Hoth.

Las versiones sobre las presuntas facilidades que da el Acuerdo de Convergencia a Telmex son descalificadas por el subsecretario, pues algunas de ellas inclusive sostienen que el acuerdo no es sino sólo una ventanilla para
modificarle el título de concesión a la empresa. Álvarez Hoth sale al paso de estas quejas y recuerda que el proceso ha incorporado las opiniones de las comisiones Federal de Competencia (CFC) y Mejora Regulatoria (Cofemer), a fin de darle en todo momento transparencia.

Tecnológicamente, cableros con ventaja

El funcionario, que fue asesor para nuevos negocios de Grupo Televisa, acepta que las compañías de cable son los que tecnológicamente tienen mayor ventaja en el Acuerdo de Convergencia y que las empresas telefónicas, Telmex incluida, van a tener que ejercer inversiones millonarias en la materia. Hoy, en virtud de sus plataformas, las empresas de televisión por cable controlan los llamados contenidos esenciales, que son exclusivos, a través del
sistema PCTV; las televisoras abiertas tienen acceso a los de los llamados canales de aire, mientras que las telefónicas tienen su propia red, lo que plantea el desafío de la convergencia.

No obstante, las cableras son las que poseen los contenidos y los únicos con la
capacidad de proveerlos a 150 canales de video. Álvarez Hoth considera, por ese motivo, que es fundamental el tema de acceso a los contenidos. “Es el tema realmente estratégico del Acuerdo y el cual se tiene que resolver a
través de que se garanticen reglas no discriminatorias de acceso a contenidos esenciales, donde participe la Comisión Federal de Competencia”, indica.

En abril de este año, la Cofemer solicitó a la CFC su opinión sobre el Acuerdo de Convergencia y la autoridad antimonopolio estableció que las condiciones básicas para llevarlo a cabo implicaban que Telmex, especialmente, tendría que asumir las condiciones de portabilidad, interconexión e interoperabilidad. Esto porque las compañías de telefonía no requirieren conectarse a las redes de las televisoras de paga para dar servicios de video, pero las cableras sí necesitan de aquella herramienta para ofrecer la telefonía a sus clientes.

“La relación con la Cofetel es buena; no nos oponemos a la creación de un Comité Consultivo para que se cumpla lo que dijo la CFC (interconexión, interoperabilidad y portabilidad), pues es su responsabilidad. Nosotros
cumplimos con la elaboración del acuerdo y una consulta más amplia”.

Fuente: El Economista, Claudia Juárez Escalona

Opinión