Triple Play, vía para sanear las finanzas de LFC

Por Mundo Contact | 1 abril 2008 | Tecnología

Los ingresos extraordinarios harían viable su recuperación: Ramón Pacheco

La incursión de Luz y Fuerza del Centro (LFC) en el mercado de telecomunicaciones es el camino para sanear las finanzas de la empresa, pues contaría con ingresos extraordinarios que harían viable su recuperación.

Así lo afirmó Ramón Pacheco Llanes, integrante de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, luego que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) recomendara evaluar la posibilidad de la disolución de LFC, debido a que sus operaciones y el sistema de pensiones son insostenibles.

La vía para sanear la situación financiera de la paraestatal es que pueda dar servicios de transmisión de voz, datos y video, para lo que ya está preparada tanto en materia de infraestructura como de recursos humanos, aseguró el legislador.

En entrevista con el diario El Financiero, el exsecretario del exterior del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) señaló que el principal problema de LFC son los elevados precios a los que adquiere el fluido de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Al respecto recordó que la deuda por concepto de compra de energía de LFC asciende a 22 mil millones de pesos.

Por ello, la reciente revisión contractual del SME sentó las bases para iniciar la recuperación financiera, lo que será consecuencia del acuerdo para permitir a LFC entrar en el mercado de telecomunicaciones, lo que a su vez traerá beneficios a los agremiados al garantizar la fuente de trabajo.

Sin embargo, para el diputado la protección de los intereses privados ha evitado que tanto LFC como la CFE incursionen en las telecomunicaciones.

Comentó que la CFE posee más de 22 mil kilómetros de red de fibra óptica, pero sólo utiliza 25 por ciento de esa infraestructura, lo que resulta sospechoso, pues ninguna compañía invierte cuantiosos recursos en un negocio que no piensa explotar.

“Parece que los planes son que la CFE se limite a operar como transportista; será un carrier de carriers y cobrará tarifas reducidas, a fin de que se traslade a los consumidores un menor costo.”

La CFE y LFC podrían suministrar estos servicios a 96 por ciento de los hogares del país, a través de la red de fibra óptica y mediante el sistema PLC (Power Line Comunication), que se encuentra a prueba y consiste en la transmisión de señales de alta frecuencia a través del toma corriente, lo que hace posible ofrecer la transmisión de voz, datos y video simultáneamente con la entrega de electricidad.

La entrada de LFC y la CFE al mercado representa importantes ventajas para el Estado, como la obtención de una inmensa renta económica que fortalecería las finanzas del organismo, así como tener ahorros en facturas por telecomunicaciones en las dependencias.

Asimismo se genera un beneficio social al llegar a zonas consideradas poco rentables por otras compañías. No obstante, para que las paraestatales puedan entrar al mercado de telecomunicaciones se debe reformar la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, para lo que ya se presentó la iniciativa en el Congreso.

Fuente: El Financiero, México