Un análisis sobre la banca electrónica en México

Por Mundo Contact | 27 enero 2012 | Web

Los beneficios de la banca electrónica tanto para empresas como para usuarios son evidentes, pero diversos factores han frenado su adopción masiva en el país

Hasta ahora existen más de cinco millones de usuarios de banca electrónica; sus principales actividades son la consulta de saldos y la transferencia de fondos.

Según varios analistas, es necesario que los clientes diversifiquen sus actividades en la banca online para explotar mejor este servicio.

Continúa leyendo este artículo en el número más reciente de la Revista Mundo Contact.

Un análisis sobre la banca electrónica en México

Por Mundo Contact | 1 enero 2012 | Articulos, Tecnología

Revista Mundo-Contact

   

Un análisis sobre la banca electrónica en México

Los beneficios de la banca electrónica tanto para empresas como para usuarios son evidentes, pero diversos factores han frenado su adopción masiva en el país

Dalia de Paz

Desde hace algunos años, la banca electrónica comenzó a operar en México gracias a las ventajas de comodidad y seguridad que se derivan del uso de los portales de tiendas departamentales, pago de impuestos y servicios, operaciones bancarias como consulta de saldo, estados de cuenta y transferencias electrónicas. Sin embargo, la baja penetración de internet y la poca confianza aún la hacen inaccesible para gran parte de la población.

Hasta ahora existen más de cinco millones de usuarios de banca electrónica; sus principales actividades son la consulta de saldos y la transferencia de fondos.
Según varios analistas, es necesario que los clientes diversifiquen sus actividades en la banca online para explotar mejor este servicio, ya que les permite realizar transferencias de dinero en un lapso no mayor a 5 minutos.

Los aliados importantes que impulsan el uso de la banca electrónica son PayPal, Google Check Out y Click and Buy, los cuales permiten que los clientes usen la web para transacciones comerciales.

Las empresas deben fortalecer su confianza en los usuarios para fomentar este servicio, y aprovechar el creciente uso de los medios electrónicos como los pagos y transferencias con celular.

El exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, señaló recientemente que hasta diciembre de 2011 existían 1.6 familias de poblaciones remotas inscritas al programa Oportunidades que migraron a los esquemas de banca móvil, lo cual proporciona una mayor seguridad de los recursos. "Con las más de 9 mil corresponsalías, el 66% de los municipios en México tienen acceso a servicios financieros, lo cual genera ahorros medulares en tiempo, pues las transacciones implican un procedimiento fácil", agregó.

Mencionó además que 85 millones de líneas celulares en México representan una oportunidad importante ante las 30 millones de cuentas bancarias que existen en el país.

Un terreno poco aprovechado

Un estudio de KPMG puntualizó que los pagos a través de dispositivos móviles son cada vez más comunes respecto al uso de cheques, efectivo e incluso tarjetas de débito. Por ello, varios bancos reconsideran sus modelos de negocio y adaptan sus tecnologías.

De acuerdo con una encuesta de la firma que se realizó a directivos de más de 150 bancos de todo el mundo, 85% afirmó que los pagos mediante dispositivos móviles tendrán una importancia significativa para sus negocios en un plazo de uno a cuatro años.

No obstante, más de 70% de los ejecutivos reconoció que la seguridad es uno de sus principales preocupaciones.

Al respecto, Jorge Peña, Socio Director de Auditoria en Servicios Financieros de KPMG, reconoció que “desafortunadamente, la cultura en México es seguir utilizando los medios tradicionales de pago, y acudir en menor porcentaje a la banca electrónica; no se han dado cuenta de que el usuario puede sentirse tranquilo con toda la información que procesa dentro de los dispositivos, es realmente seguro gracias a la encriptación de los datos”.

Añadió que, con las transacciones electrónicas, tanto las empresas como los usuarios ganan, pues todas las operaciones se pueden llevar a cabo desde el lugar donde el usuario se encuentre. “Vamos en la tendencia de hacer las cosas de manera inmediata; por esta razón hay constantes asociaciones entre bancos y empresas para poder ofrecer un mejor servicio y generar mayores ingresos por medio de la red”, dijo el directivo.

Otro dato interesante que Peña resaltó es que el 90% de la población en México tiene acceso a la telefonía celular, y es necesario aprovechar el segmento para incrementar el uso de la banca.

De acuerdo con cifras de Deloitte, de los 89.2 millones de líneas telefónicas celulares en el país, al menos una de cada siete corresponde a un teléfono inteligente, lo que amplía aún más el área de oportunidad para generar nuevas ofertas.

“El reto se presenta tanto para las autoridades, instituciones financieras y empresas, como para los usuarios. En México los bancos están muy avanzados, las autoridades deberán ofrecer beneficios a través de dispositivos móviles y, por supuesto, con las operadores de telefonía celular”, aseveró el ejecutivo.

Cabe señalar que en septiembre del año pasado BBVA Bancomer y Telcel dieron a conocer una alianza a través de la cual las tarjetas SIM de los celulares vendidos por la telefónica tendrán precargada la aplicación para banca móvil de la institución financiera.

Así, Bancomer se convierte en el quinto banco que establece un convenio con Telcel para que los usuarios puedan realizar operaciones básicas desde el celular sin tener que usar el internet. “La alianza entre las dos empresas puede derivar en una contribución a la economía, al fomentar las transacciones bancarias por medios electrónicos de bajo costo para el sector bancario, y reducir el uso de efectivo entre un 15 ó 20%”, afirmó BBVA por medio de un comunicado.

Por su parte, Mauricio Braverman, vicepresidente de Visa México, dijo que para esta firma el dinero de papel se percibe como “pasado de moda” y a los pagos electrónicos como la moneda del progreso. “Con el dinero de papel se pierden muchas cosas, sobre todo en cuestión de seguridad”, afirmó.

Braverman enlistó los beneficios que a nivel micro tiene el uso del dinero electrónico, entre los que citó control y seguridad, sistemas de alertas electrónicas, bloqueos o filtros a transacciones no reconocidas y transaccionalidad en canales que el papel no ofrece.

En el caso de un comercio, el dinero electrónico ofrece la certidumbre de que se cobrará la venta, mientras que el dueño sabe que ese dinero se depositará en su cuenta.
Un beneficio más es que permite “estirar” las ventas con distintos tipos de promociones como meses sin intereses o pagos a cuentas revolventes.

Retos para fomentar la adopción

Ya son varias las compañías que se han dedicado a resaltar la importancia de la banca electrónica, tal como lo hizo Gemalto con el evento ‘Tendencias 2011, el futuro de la banca’, mismo que reveló un panorama acerca del impacto que las tecnologías de la información en las operaciones bancarias de los próximos años. Ahí se destacó lo siguiente:

Un tercio de las instituciones financieras del mundo piensa ofrecer operaciones bancarias a través de la telefonía móvil. Es necesario fomentar la proliferación de la banca electrónica y la banca móvil. Es importante que todas la erogaciones que haga el gobierno a los programas públicos se realicen a través de transferencias electrónicas. En la agenda del futuro de la banca en línea se forma un círculo virtuoso entre el core bancario, la satisfacción del cliente, la tecnología y el negocio. Según los datos arrojados por las encuestas, 65% de los usuarios evalúa la banca por internet como segura y práctica.

Samuel Hourdin, director de Desarrollo de Negocios, Identify y Access Management de Gemalto Latinoamérica, expresó que es importante que las instituciones financieras y las empresas de tecnología comiencen a trabajar de manera conjunta para ofrecer cada vez más y mejores servicios en línea.

Para los usuarios, la mayor ventaja de utilizar la banca móvil es ahorrarse la visita a la sucursal bancaria, que en promedio toma alrededor de 30 minutos de su tiempo, explicó Hourdin. Asimismo, podrán realizar una consulta de saldo o una transferencia en tiempo real los 7 días de la semana las 24 horas del día.

Por su parte, los operadores, bancos y empresas tienen una oportunidad para atraer a nuevos clientes y fortalecer la lealtad de los actuales con más y mejores servicios. Incluso se estima que próximamente algunas instituciones financieras llegarán a poblaciones lejanas ofreciendo este esquema de servicio sin la necesidad de instalar una sucursal.

Sin duda, el mayor reto a vencer para impulsar el uso de la banca electrónica en México es que los tres jugadores involucrados -la banca, los operadores y los proveedores de tecnología- creen una estrategia conjunta que asegure el buen manejo de la información y la calidad en el servicio.

Entre las actividades bancarias electrónicas más comunes en internet se encuentran, según la AMIPCI:

Consulta de saldos: 87% Transferencias entre cuentas propias: 68% Transferencias entre terceros: 64% Pago de servicios: 63% Pago de tarjetas de crédito: 58%