Un congreso aborda en Atenas el aspecto social y tecnológico del ciberespacio

Por Mundo Contact | 18 marzo 2009 | Web

En el congreso se abordarán asuntos relacionados con el estudio científico del aspecto social y tecnológico de internet

Unos 700 congresistas de diversos países asistieron hoy en Atenas a la inauguración de la “Primera Conferencia Internacional de la Ciencia de la Red”, con la participación de figuras mundiales que buscan respuestas sobre el futuro del ciberespacio.

Las sesiones, que se prolongarán hasta el viernes en el centro cultural Hellenic Cosmos, fueron abiertas hoy por el ministro de Cultura de Grecia, Antonis Samaras, en presencia del presidente del país, Carolos Papulias.

En el congreso se abordarán asuntos relacionados con el estudio científico del aspecto social y tecnológico de internet.

Entre los oradores destacan el inventor de la Red www, Tim Berners-Lee; el galardonado por el Premio Turing 2008 (nobel de informática), Joseph Sifakis, y Wendy Hall, fundadora de la Iniciativa de Investigación de la Ciencia de la Red (WSRI, en sus siglas en inglés).

El coordinador de la conferencia, el profesor Georgos Mitakidis, declaró que el encuentro será “un hito mundial sobre la nueva ciencia en la red, que se encuentra en la adolescencia, debido a que fue inventada hace quince años por Berners-Lee y está en pleno desarrollo y en busca de su propio camino”.

Hall declaró que internet “ha entrado en nuestras vidas, pero no entendemos completamente cómo funciona”, y que se necesita desarrollar nuevas tecnologías para ello.

Berners-Lee manifestó su entusiasmo ante la conferencia, que, en su opinión, constituye “el nacimiento de un nuevo campo de estudio”.

Abogó por mantener la “universalidad” de internet para que sea accesible a todos los idiomas, culturas y tipos de computadores.

“Para servir a la humanidad, se necesita un sistema que sea accesible al resto del 80 por ciento del mundo que actualmente no usa la red”, añadió.

Berners-Lee destacó la importancia del fácil acceso a los bancos de datos para el desarrollo de nuevas ciencias y el hecho de que ya se ha conseguido el acceso libre a la documentación.

Fuente: El Mercurio, Chile