Inicio Tecnología 2017 Usan celular para trabajar

Usan celular para trabajar

Expertos dijeron que las firmas telefónicas tienen la oportunidad de hacer crecer su base de clientes entre los estratos más bajos de la población

Ciudad de México  (19 septiembre 2006).- Una de cada tres personas de los segmentos con más bajos ingresos posee un teléfono celular, pues se ha convertido en una herramienta para su trabajo como vendedores, taxistas, carpinteros o repartidores, de acuerdo con un análisis de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU).

En los últimos 2 años se triplicó el número de usuarios de telefonía móvil en los estratos con un ingreso familiar de entre 2 mil 699 y 6 mil 799 pesos mensuales, en comparación con otros servicios como la telefonía fija o la televisión por cable, agrega la consultora.

En ese segmento de la población, el uso de teléfonos celulares pasó de 9 a 27 por ciento en 2 años, por los altos subsidios que ofrecen los operadores móviles a los equipos celulares, señalan datos de la consultora.

“Entre (personas con) profesiones de baja remuneración relativa, como plomería, carpintería y otros servicios, la telefonía móvil ha tenido aceptación… al incrementar su facilidad de localización, volumen de trabajo e incluso productividad”, explicó Ernesto Piedras, director general de la consultora.

Para personas que desempeñan oficios, el teléfono celular se convirtió en el taller o la oficina móvil.

“El teléfono es una herramienta de trabajo, es como una oficina móvil, lo utilizo desde hace cuatro años en el negocio”, comentó Roberto Domínguez, encargado de ventas de lámparas.

Ernesto Piedras dijo que las 700 mil nuevas líneas que cada mes se agregan en el mercado de telefonía móvil se colocan en los segmentos socioeconómicos bajo y medio, sobre todo en esquemas de prepago, con consumos que rondan los 100 pesos mensuales en promedio.

En los primeros años de la telefonía móvil, los usuarios tenían suficiente poder adquisitivo y ya tenían una línea fija, pero ahora comienza a la tendencia de sustituir las líneas fijas por celulares, de acuerdo con el estudio de CIU.

Para Erasmo Rojas, director para América Latina de 3G Américas, las telefónicas tienen oportunidad de hacer crecer su base de clientes entre los estratos más bajos de la población.

“Para ampliar la penetración del servicio celular las telefónicas deben seguir trabajando con teléfonos económicos. Mientras más alto sea el prepago hay más expectativas de que los teléfonos sean baratos”, explicó.

Consideró que la tendencia mundial es que se comercialicen teléfonos de 30 dólares para que tengan un impacto entre los estratos económicos menos favorecidos.

Fuente: Reforma, Verónica Gascón

Opinión