Votarán mañana la polémica “Ley Nokia”

Por Mundo Contact | 3 marzo 2009 | Web

El Parlamento finlandés votará mañana una polémica propuesta de ley que autoriza a las empresas a vigilar el correo electrónico de sus empleados

El Eduskunta (Parlamento finlandés) votará mañana una polémica propuesta de ley bautizada como “Ley Nokia”, que autoriza a las empresas y organismos públicos a vigilar el correo electrónico de sus empleados con el fin de evitar la filtración de secretos industriales.

El nuevo texto legal, que recibe el sobrenombre de “Lex Nokia” debido a la presión ejercida por el mayor fabricante mundial de teléfonos móviles para su aprobación, enmendará la actual Ley de Protección de las Comunicaciones Electrónicas.

De ser aprobada, la nueva ley autorizará a las empresas a controlar datos del correo electrónico de sus trabajadores, como el destinatario de los mensajes, el formato y tamaño de los archivos adjuntados, o la fecha y hora de los mensajes, aunque no les permitirá acceder al contenido de los mismos.

Además de las empresas, la nueva ley extiende el derecho de controlar las comunicaciones electrónicas a los Ministerios, las bibliotecas, los centros educativos e incluso a las comunidades de vecinos que compartan un mismo servidor de internet.

Todo indica que el nuevo texto legal recibirá el visto bueno del Eduskunta, ya que cuenta con el respaldo mayoritario de tres de los cuatro partidos que forman la coalición del Gobierno finlandés.

El cuarto partido en el Ejecutivo, Los Verdes, intentó realizar una enmienda a la propuesta de ley para restringir su aplicación a aquellos casos en los que existan sospechas de espionaje industrial, pero fue rechazada por una estrecha mayoría.

La llamada “Ley Nokia” tiene su origen en 2005, cuando el fabricante finlandés pidió a la Policía que investigara la posible filtración de secretos empresariales a la compañía china Huawei por parte de alguno de sus empleados.

Ante la imposibilidad legal de controlar el correo electrónico de sus trabajadores, Nokia empezó a presionar al Gobierno del primer ministro Matti Vanhanen para que modificase la ley de protección de las comunicaciones, en un intento por evitar nuevas filtraciones.

Otras empresas finlandesas se unieron a la petición de Nokia, formando un poderoso grupo de presión que finalmente consiguió que el Gobierno accediese a enmendar la legislación, pese a las fuertes críticas de los partidos de la oposición y de organizaciones defensoras de la privacidad de las comunicaciones.

El debate se volvió aún más polémico cuando el diario Helsingin Sanomat, citando fuentes anónimas, publicó recientemente que Nokia había llegado a amenazar con trasladar su sede a otro país si la nueva ley no era aprobada.

Los responsables de la compañía, incluido su presidente, Olli-Pekka Kallasvuo, negaron rotundamente estas acusaciones, y denunciaron el daño que estos rumores han causado a la imagen de Nokia en Finlandia.

Fuente: El Universal, México