Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 WhatsApp se defiende ante reclamos de usuarios

WhatsApp se defiende ante reclamos de usuarios

whatsapp-palomita

Twitter se ha convertido en el foro de quejas contra WhatsApp por la nueva palomita doble que confirma la lectura de un mensaje, aunque otros servicios de mensajería ya utilizan este sistema desde hace tiempo.

Las dos palomitas azules a modo de ‘espía’ para confirmar que los mensajes son leídos ha causado revuelo entre muchos usuarios, ante la sorpresa de expertos que insisten en que su utilización es voluntaria, casi gratuita, y el servicio permite darse de baja a todo el que quiera.

El hasthtag #DobleCheckAzul se ha convertido en trending topic en Twitter, y se pueden ver tuits que expresan de ira, frustración y enfado, aunque también hay opiniones que consideran positiva la medida.

Agunos tuiteros en contra de la nueva función, dan consejos para eludir al ‘nuevo espía’, por ejemplo, leer los mensajes como notificación sin entrar en la aplicación, y otras opciones menos cómodas como utilizar el modo avión o bloquear contactos.

Expertos consultados consideran en que más allá de lo abusivas o no que sean las funcionalidades de WhatsApp, cualquiera es libre para mantenerse en el servicio o no y quien no esté satisfecho siempre puede darse de baja.

Pese a ello, se han presentado protestas espontáneas en masa para presionar contra funcionalidades de empresas con políticas consideradas abusivas para la privacidad por una mayoría, y en casos están haciendo reconsiderar a muchas de ellas.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, ha insistido en los riesgos para la privacidad de servicios gratuitos, o con precios irrisorios, como WhatsApp, ya que el usuario se convierte en ‘el producto’, sin percatarse normalmente de ello hasta que no surgen situaciones extremas. ‘En cualquier caso, quien no esté de acuerdo con WhatsApp o con cualquier otra empresa en internet, siempre puede darse da baja; ahora…a ver cuántos lo hacen’, se cuestiona el ejecutivo.

EFE

Opinión