YouTube cumple 10 años

YouTube cumple 10 años

Hace una década, Steve Chen, Chad Hurley y Jawad Karim registraron un dominio que hoy cuenta con más de 1,000 millones de usuarios mensuales que suben más de 300 horas de video por minuto

Por Mundo Contact | 16 febrero 2015 | Actualidad, Web

Hace 10 años, Steve Chen, Chad Hurley y Jawad Karim registraron el dominio YouTube.com y comenzaron a dar forma a un sistema para compartir videos a través de internet, un proyecto que se convertiría en el mayor éxito audiovisual de la red.

En la actualidad, YouTube cuenta con más de 1,000 millones de usuarios mensuales que suben más de 300 horas de video por minuto a una plataforma que, solo en publicidad en Estados Unidos, se estima que en 2014 ingresó por encima de 1,130 millones de dólares.

Como muchas otras empresas de Silicon Valley, YouTube surgió en el garage de la casa de Hurley, con la intención de solucionar un problema que irritaba a sus impulsores.

Después de una cena, los cofundadores, que se conocían por trabajar en la compañía de pagos PayPal, se frustraron al ver lo difícil que les resultaba compartir unos videos que habían grabado.

En abril de 2005 subieron su primer video a la red ‘Me at the Zoo’ -una visita de Karim a un zoológico- aunque solo sería para consumo interno.

En diciembre de aquel año, se produciría el lanzamiento oficial después de meses de pruebas y haber acumulado ya un promedio de más de 8 millones de videos vistos por día.

Para julio de 2006 esa cifra superaba los 100 millones y en octubre Google compraba YouTube por 1,650 millones de dólares.

Chen y Hurley anunciaron la operación con un video improvisado en la calle que publicaron el mismo 9 de octubre de 2006, en el que se confirmó la venta que los convertía en multimillonarios empleados de Google durante unos años.

Google heredó los problemas de piratería que ya arrastraba YouTube, pero bajo su control llegaron las demandas más sonadas.

En marzo de 2007, el gigante mediático Viacom, dueño de Paramount Pictures, las cadenas MTV y BET, y los canales Comedy Central y Nickelodeon, llevaba a Google a los tribunales y le pedía una indemnización de 1,000 millones de dólares por uso ilegítimo de sus contenidos en YouTube.

Para entonces, según Viacom, YouTube había distribuido 160,000 videos de su propiedad subidos por los internautas que habían sido visto 1,500 millones de veces.

El pleito se prolongó hasta marzo de 2014, cuando ambas partes acordaron dejar a un lado sus diferencias y colaborar.

Paralelamente bajo el mando de Google, YouTube se abrió al mercado publicitario a principios de 2007 con la idea de compartir los ingresos con los dueños de los contenidos, lo que profesionalizó las producciones y permitió el nacimiento de los ‘youtubers’, usuarios populares en YouTube que han hecho de sus videos una forma de vida.

En 2014, el canal DisneyCollectorBR ingresó 4.9 millones de dólares, según la consultora OpenSlate, por sus videos caseros de juguetes de Disney, algunos de los cuales han sido vistos más de 200 millones de veces.

Durante la última década, YouTube ha pasado de ser una plataforma de videos domésticos, bromas, niños y mascotas a una poderosa herramienta de comunicación y promoción.

Justin Bieber comenzó su carrera haciendo versiones de canciones famosas en YouTube y el surcoreano Psy fue catapultado a la fama mundial gracias a su video ‘Gangnam Style’, el más popular de la historia de la plataforma con más de 2,200 millones de reproducciones.

Aunque YouTube es un sitio de entretenimiento, ha jugado un papel en campañas políticas (ayudó a crear el fenómeno ‘Yes We Can’, que llevó a Barack Obama a la Presidencia de Estados Unidos) y ha sido un espacio de libertad de expresión que contribuyó a la ‘primavera árabe’.

El portal también ha sido una fuente de conflictos.

En 2012, un video de YouTube sobre una producción que se burlaba de Mahoma originó una oleada de violencia en los países islámicos que dejó un muerto y decenas de heridos.

Si bien YouTube sigue siendo líder de su mercado, Facebook, AOL y Blinx han crecido con fuerza como plataformas de streaming en los últimos años, mientras que servicios de series y películas bajo suscripción como Netflix se han convertido en una amenaza al compartir el mismo objetivo: entretener a los internautas.

EFE

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *