Inicio Tecnología. ´Pirateo´ de líneas, un riesgo para la portabilidad telefónica

´Pirateo´ de líneas, un riesgo para la portabilidad telefónica

La empresa planteó hacer una base de clientes morosos

Telcel consideró que de aplicarse la “portabilidad” numérica para los usuarios de prepago, que son 93% del total, se corre el riesgo de prácticas de slamming o pirateo de líneas, como sucedió en el proceso de presuscripción en larga distancia, además de que se haga una base de datos de clientes morosos para impedir a estas personas que se cambien de telefónica sin saldar sus adeudos.

La empresa señaló que la “portabilidad”, sistema por el cual un usuario puede cambiarse de operador y mantener su mismo número, debe implantarse hasta después de que se haya evaluado su efectividad en las redes móviles, como ha sucedido en otros países.

Destacó que es necesario instrumentar un mecanismo que permita a las empresas recuperar las inversiones erogadas para la implantación de la “portabilidad”, por lo que sugirió que forme un fondo con recursos públicos provenientes de los aprovechamientos que pagan las empresas celulares al gobierno por el uso del espectro, con lo cual no se verían afectadas las tarifas a los usuarios finales.

Otra de las alternativas es el establecimiento de incentivos fiscales adecuados a los concesionarios o que se distribuyan estos costos entre los operadores móviles interesados, indicó en su opinión enviada a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria sobre las reglas de portabilidad que emitió la Cofetel y que se encuentran en proceso de consulta pública.

Telcel subrayó que las autoridades deben tomar en cuenta que todas las redes están incorporando plataformas de Protocolo sobre Internet (IP), por lo que cuando concluya esta migración, “los números serán portables sin necesidad de que se realicen inversiones que trastoquen los planes de expansión”.

Al insistir sobre las posibles prácticas de slamming, Telcel solicitó a la Cofetel la revisión exhaustiva del proceso de presuscripción del operador de larga distancia, pues el pirateo de líneas, las deudas con diversos operadores y la falta de verificación del consentimiento del suscritor para cambiarse de proveedor podrían tener consecuencias mucho más delicadas si éstas se repiten en la “portabilidad” numérica.

De acuerdo con la telefónica, aunque se efectúen oportunas verificaciones sobre la validez de la solicitud de cambio, “al existir la posibilidad tan sencilla de que la línea telefónica cambie ilimitadamente de usuario” se generarían solicitudes falsas, erróneas o fraudulentas.

Fuente: El Universal, México

Opinión