Inicio Datos duros. 6 de 10 niños en México son víctimas de perfiles sociales falsos

6 de 10 niños en México son víctimas de perfiles sociales falsos

En México, 6 de cada 10 niños han aceptado solicitudes de amistad de desconocidos en redes sociales

6 de 10 niños en México son víctimas de perfiles sociales falsos

El acceso a la red por parte de los menores de edad es una actividad en constante aumento, y una prueba de ello es que cada día, más de 175,000 niños acceden por primera vez a internet, según el informe: ‘Niños en un mundo digital’, de la UNICEF.

Esto puede exponer a los pequeños a riesgos graves, como el cyberbullying o el abuso sexual, ya que al exponer información sobre su vida privada, corren el riesgo de que personas malintencionadas atenten contra su integridad física y psicológica.

México suma actualmente 12 millones de internautas menores de edad, y de ellos, 6 de cada 10 han aceptado solicitudes de amistad de desconocidos, e incluso han mantenido conversaciones con ellos, de acuerdo con un análisis de Cosmo Ciudadano.

Esta práctica, conocida como grooming, involucra a adultos que crean perfiles falsos para ganarse la confianza de los menores y poder acercarse a ellos.

Generalmente, el adulto oculta su verdadera identidad, y se hace pasar por un niño o niña de la edad de la víctima para establecer una amistad virtual, través de las redes sociales.

Una vez que el impostor forma un lazo emocional con la víctima, comienza a vulnerar la intimidad del niño y puede obtener sus datos personales e incluso de contacto.

La finalidad del grooming suele ser la obtención de imágenes sexuales del menor atacado.

Con este material ilícito en su poder, el acosador puede chantajearlo para obtener más imágenes o incluso para forzarlo a tener un encuentro físico, haciendo que del grooming se pase al abuso sexual físico.

Desafortunadamente, durante 2017 en México, sólo se llevaron a cabo 5 denuncias, producto de la desinformación respecto a este tema.

Por ello, tanto padres de familia, gobierno, organizaciones e instituciones educativas, tienen la tarea de promover que los niños y adolescentes hagan un uso responsable de sus redes sociales y aprendan a configurar la privacidad de sus datos al navegar por Internet.

Fuente: Colegium

Opinión