Inicio Web. 7 consejos para elaborar una estrategia adecuada de e-commerce

7 consejos para elaborar una estrategia adecuada de e-commerce

El miedo al fracaso se apodera de las empresas cuando intentan lanzarse al mercado online. Una tienda en internet puede fracasar por la falta de previsión de la demanda y los recursos logísticos, y de asesoramiento profesional. Sólo un 12,1% de las empresas españolas ofrece la posibilidad de realizar pedidos o reservas online y un 4,7% la de efectuar el pago mediante la red, según un estudio de ONTSI. Sin embargo, un 94,3% de los usuarios españoles utiliza internet para realizar sus compras.

Cualquier empresa que desee sumergirse en el mercado online, debe de tener en cuenta la situación de este mundo y su crecimiento y aceptación por parte de los usuarios. Teresa Sacristán, portavoz del departamento de marketing para affilinet España, establece algunas claves para asegurar el éxito de una tienda online.

Crear una URL llamativa, fácil de recordar y asociada con el negocio. Es el primer paso para definir la estrategia de marketing y branding de la futura tienda online.

Planificar previamente la arquitectura y estructura del sitio web, asegurándose de que la navegación sea fácil y adecuada al perfil de los clientes. Hay que tener en cuenta que una tienda online no es un escaparate, sino un catálogo detallado de todos los productos.

Establecer una campaña de marketing adecuada al perfil del público objetivo del comercio. Una buena técnica es el marketing de afiliación, que ofrece a los anunciantes una publicidad online segmentada y una posibilidad de ventas online directas.

Posicionar la tienda en los buscadores, analizar su presencia en comporadores online e interactuar en las redes sociales. Es evidente que no es muy útil tener una tienda en internet que es difícil de encontrar.

Usar landings para acciones de promoción y publicidad. Las landings son páginas creadas para un producto concreto y constituyen un escaparate llamativo, puntual y que acorta el proceso de compra.

Asegurarse de que el cliente se siente 100% seguro en todo momento. Hay que ofrecer la posibilidad de procesar todo tipo de tarjetas de crédito y otras transacciones, y facilitar el pago con PayPal.

No perder de vista lo que funciona y lo que no en un negocio online. Se deben de analizar las costumbres que tienen los clientes desde el momento en el que entran en la tienda online, y considerar sus reacciones para adaptarse a sus preferencias.

Fuente: Marketing Directo

Opinión