Inicio Web. 8 tips para protegerse en el Día Mundial de las Contraseñas

8 tips para protegerse en el Día Mundial de las Contraseñas

Ante un auge en ciberamenazas, fraudes online y robos de identidad digital, es importante mantener los dispositivos y las cuentas en línea tan seguros como sea posible

seguridad-contrasena-password
Password

Hoy, que se celebra el Día Mundial de las Contraseñas, es una buena ocasión para que reflexionemos en la manera en que creamos y gestionamos nuestras contraseñas en línea.

Ante un auge exponencial en ciberamenazas, fraudes online y robos de identidad digital, es más importante que nunca mantener los dispositivos electrónicos y las cuentas en línea tan seguros como sea posible.

Ha transcurrido casi un año desde que WannaCry, el ataque de ransomware más grande en la historia, causó estragos en un buen número de computadoras en todo el mundo.

A pesar de ello, datos de Avast muestran que el 30% de las computadoras con Windows en México aun se siguen utilizando con la vulnerabilidad establecida un año después.

Las amenazas constantes nos obligan a mejorar nuestra seguridad a través de la creación de contraseñas sólidas o actualización de sistemas en teléfono móvil.

 

8 consejos para estar mejor protegidos

Comprobar:

1. El router. Es la puerta de acceso a todos sus dispositivos conectados y podría comprometerlos si la contraseña no es segura.

Si un servicio en línea que ha estado utilizando sufrió una violación de datos en el pasado, existe la posibilidad de que la contraseña ya no sea segura, por lo tanto, es primordial asegurarse de cambiar las contraseñas de todos los dispositivos conectados.

2. Actualizar el software. Asegúrese de que todos los dispositivos conectados a su red doméstica se actualicen, según sea necesario, cuando se emitan los parches de software.

Esto incluye cámaras web, juguetes conectados y televisiones inteligentes.

3. Instalar una solución antivirus actualizada. Esto detectará y bloqueará malware como ransomware antes de que cause daño.

También detectará y removerá amenazas como keylogging, el cual podría rastrear cualquier contraseña que haya creado.

Estas amenazas deben recogerse a través de escaneos regulares del software antivirus para ayudar a proteger su dispositivo.

4. Crear contraseñas difíciles de hackear. Elija una frase memorable o una serie de palabras y agregue caracteres especiales para crear contraseñas únicas y complejas que incluyan números, caracteres y símbolos.

Evite combinaciones simples y célebres, como usar su nombre, ‘contraseña’ o ‘12345’.

Cambiar:

1. ¡Su parche y sus hábitos de actualización! Muchos dispositivos, como computadoras y teléfonos móviles, pueden ejecutar actualizaciones durante la noche por lo cual no hay excusas para ‘posponer’ las actualizaciones hasta el tiempo más conveniente.

A menudo las actualizaciones incluyen soluciones a las vulnerabilidades, por lo cual no instalarlas puede ocasionar agujeros de seguridad que los ciberdelincuentes aprovecharán.

2. Cambiar las contraseñas de dispositivos y cuentas en línea regularmente. Mucha gente no se da cuenta de que cambiar sus contraseñas de manera regular puede ayudarlos a prevenir los problemas de seguridad más comunes, como fraude cibernético, robo de datos en línea y de identidad, así como hackeo.

3. Alamcenar sus contraseñas. No guarde contraseñas en el navegador. Si su computadora es hackeada, entonces los cibercriminales pueden encontrar sus contraseñas en el navegador y usarlas para acceder a sus cuentas en línea.

Utilice un administrador de contraseñas que ayude a crear contraseñas sólidas para todos sus cuentas y las almacene de forma segura a través de una contraseña maestra.

Cuando se desbloquea, y se haya instalado el complemento del navegador que lo acompaña, la herramienta de administrador de contraseñas autocompletará su información de inicio de sesión siempre que quiera acceder a sus cuentas protegidas.

4. Cambiar el acceso seguro y utilizar una autentificación de dos pasos para acceder a sitios web. Por ejemplo, usted puede elegir tener un teléfono móvil como segundo nivel de seguridad, de modo que reciba un código que tiene que ingresar para verificar las credenciales de acceso.

Este paso extra hace más díficil para un tercero acceder a su cuenta.