Inicio Tecnología. Abrir mercado, el proyecto de Softtek

Abrir mercado, el proyecto de Softtek

Blanca Treviño, su directora, advirtió que planean cotizar en el Nyse y crecer en Asia

 
Blanca Treviño, presidenta y directora general de Softtek, empresa desarrolladora de software, se reconoce como una mujer exitosa gracias a que es “adicta a los retos” (y a la Coca-Cola).

Treviño tiene en sus manos las riendas de la más importante compañía mexicana desarrolladora de software y exportadora de talento (bajo el concepto NearShore, como marca registrada).

Hoy, Softtek es una empresa con ingresos superiores a los 200 millones de dólares anuales y tiene presencia en diversos países de América y Europa. Su próximo proyecto a mediano plazo es incursionar en el mercado de Asia y participar en el mercado de valores de Estados Unidos.

Para convertirse en un jugador global y posicionarse como líder en América Latina en los siguientes cinco o diez años, esta empresa prevé hacer una colocación para convertirse en empresa pública en el primer trimestre de 2008.

Lo anterior es importante, ya que además de tener acceso al capital, prácticamente todas las empresas con las que compite Softtek son públicas.

“Posicionarnos como empresa pública en Estados Unidos te compromete con la transparencia, con una estructura madura para poder estar en ese espacio.

“El mercado de tecnología de la información de Estados Unidos tiene un valor de 500 billones de dólares y queremos tener una mayor competencia con los grandes jugadores”, explicó.

Pero esta empresa también quiere tener presencia directa en Asia hacia finales de 2007.

“Hoy estamos en América, en Europa, pero queremos tener presencia directa en Asia para atacar ese mercado de manera diferente a como lo hace la India”, dijo.

La historia

La incursión de Blanca Treviño en el mundo de la tecnología nació con una accidentada decisión por la licenciatura en sistemas computacionales.

Explicó que quizá tomó esa decisión ante la necesidad de un reto, lejos de las carreras tradicionales de administración o contabilidad.

“Recuerdo que estaba muy entusiasmada; pero cuando fui a la universidad y presenté mi solicitud, sentí miedo. ¿Y si es algo muy difícil?, me pregunté; no conozco a nadie, me entraron dudas. Metí mi solicitud en mercadotecnia.

“A los pocos días mi papá platicaba con unos amigos que su hija iba a estudiar sistemas. Con la pena, lo tuve que interrumpir para decir que no… que me había inscrito en mercadotecnia.

“Cuando mi padre preguntó por qué, tuve que decirle que me dio miedo. Él me respondió que podía aceptar una hija tonta -‘ni modo, la niña salió tonta’-, pero no miedosa. Me dijo: ‘Si te gusta, estudias sistemas’.”

Fue de esa forma que su primer empleo lo obtuvo en una de las empresas del Grupo Alfa. Sin embargo, con la crisis económica de 1982 fueron despedidos varios empleados, entre ellos quien fuera su jefe inmediato y puso las bases para crear Softtek. Treviño se sumó a este proyecto a finales de 1985. Así inició su trayectoria en esta empresa, de la cual hoy también es accionista.

A la “dama del software” -como la llaman algunos expertos del sector- se le reconoce, junto con la empresa, haber obtenido uno de los primeros apoyos financieros, en este caso de Bancomer, al talento nacional o a los activos intangibles en 2003. Los bancos sólo financiaban a empresas con activos y Softtek tenía talento para el desarrollo de software. Con ese préstamo, la empresa en 2003 pudo adquirir a la filial de General Electric Company, GE Ddemesis.

Blanca Treviño considera que la conducción de la empresa hacia su preservación, crecimiento y expansión, ha requerido de aplicar ciertas características que pudieran ser propias de una mujer: tener visión del negocio y del mercado; ponerse metas ambiciosas, con el cuidado y la responsabilidad de saber que las decisiones afectarán al resto de los socios; absorber y aprovechar el contar con un grupo de expertos que ofrecen su respaldo; contagiar a los demás de que las metas son viables; integrar al grupo; conciliar” y, sobre todo, conducirse en un marco de valores que implican cuidar el prestigio de la compañía y del grupo.

La entrevistada consideró que en su vida siempre ha existido un balance: tuvo una niñez maravillosa; el respaldo de una familia grande, orientada hacia los retos. Incluso el haber cursado sus estudios básicos en una escuela de monjas y su educación media y superior en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, dieron a Treviño la formación para ser una mujer exitosa en el mundo de los negocios y para construir una familia.

Treviño dijo que “difícilmente me podría considerar una mujer exitosa sin el balance familiar. La fuerza familiar da sentido a lo que se hace”.

Para Treviño siempre ha sido clave lograr un balance en los ambientes familiar y escolar -en su niñez-, y ahora como madre y esposa, y empresaria.

La ejecutiva asegura que “siempre debe haber tiempo para el amor”. Ella está casada con un empresario del rubro de los transportes y tiene dos hijas.

Perfil

Softtek es una compañía mexicana desarrolladora y exportadora de programas de computación bajo el esquema NearShore.

Cuando se sembraron las semillas de Softtek 1982 y más tarde cuando se integró como una empresa a finales de 1985, la India ya tenía mucho camino andado en la explotación del mercado de software en Estados Unidos.

En la actualidad una sola empresa de la India, cualquiera que sea, exporta dos mil millones de dólares, contra ventas de Softtek por alrededor de 200 millones de dólares.

Sólo hay alrededor de tres empresas en México con más de mil empleados en el rubro del software a distancia, dos de las cuales son filiales de grandes empresas mexicanas y sirven esencialmente a requerimientos internos.

Para 1997 Softtek, decidida a ofrecer un producto diferenciado, creó el concepto NearShore, que se deriva del ejemplo de otras naciones, como es el caso de Off Shore

Fuente: El Financiero

Opinión