Inicio Tecnología. ¿Afecta dominancia y opacidad de celulares?

¿Afecta dominancia y opacidad de celulares?

Por su visibilidad y omnipresencia, el dominante por excelencia en telecomunicaciones en México se cree que es Telmex, pero existen también otras empresas dominantes. La Comisión Federal de Competencia publicó el 13 de junio su dictamen preliminar en el que determina que Telcel, Telefónica Movistar, Iusacell y Unefon son cada una dominantes en sus redes móviles para efectos de la terminación de llamadas en los teléfonos de sus usuarios.

¿Cómo es posible que la CFC equipare a Telcel con alrededor del 71 por ciento de participación de mercado con Telefónica, que tiene aproximadamente 12 por ciento, y con Iusacell y Unefon, que en conjunto representan cerca del 6 por ciento? El dictamen lo explica de manera puntual, con datos duros y argumentos contundentes. Veamos.

Monopolios en sus redes. Telcel, Telefónica, Iusacell y Unefon (los “móviles”), “son los únicos oferentes en los mercados relevantes… tienen participaciones del 100 por ciento en esos mercados, tanto en términos de cantidad como del valor de las ventas… no compiten entre sí en los servicios de terminación que ofrecen a los demás concesionarios”. En breve, hasta Telmex carece de una posición tal y esto deriva en que hoy día, técnicamente, cada una de estas empresas es la única que puede hacer que una llamada de un teléfono fijo o uno de larga distancia llegue al número de destino de un usuario de celular. Es decir, carece de un sustituto. Esto no es nuevo, en la Unión Europea hace muchos años llegaron a esa misma conclusión, añadiendo que independientemente de la participación que cada operador móvil tuviera en el mercado, por cuanto a la terminación de llamada, es dominante.Tarifas dentro del feudo. Los Móviles cobran tarifas diferenciadas cuando es entre sus propios usuarios (on-net) y cuando es con usuarios de otras redes (off-net). La reducción de tarifas on-net es positiva, pero ¿serán realmente los costos la razón para las elevadas tarifas off-net? Más bien parecería que la distinción es una táctica para crear feudos en vez de redes interconectadas, desplazar a la competencia y poder realizar subsidios cruzados.Fijar libremente tarifas. Tan son dominantes los Móviles que pueden libremente fijar sus tarifas, sin que exista posibilidad de que otros operadores de telecomunicaciones contrarresten ese efecto. En resumen, la competencia de empresas de servicio local o larga distancia como Axtel, Maxcom o Cablevisión, están inermes para reaccionar. Además, la CFC revela que todos los Móviles cobran la misma tarifa para terminar llamadas en su red (off-net), ¿podría ser esto reflejo de una concertación entre competidores o será que el libre juego de la oferta y la demanda coincide en esta tarifa?Barreras a la entrada. Éstas son absolutas y los operadores de local y larga distancia no cuentan con opciones para terminación de llamadas en los Móviles.Usuarios indefensos. Por la falta de transparencia en cuanto a la composición de la tarifa, los usuarios carecen de información para la toma de decisiones. Pero aun cuando tuvieran información, como todos cobran la misma tarifa de terminación, tampoco tendrían alternativa. Esto independientemente de que se requiere una bola mágica para comprender los planes tarifarios de los Móviles.

Tras este dictamen preliminar, los interesados pueden presentar información para que la CFC la considere en su dictamen final. Una vez publicado éste, la Cofetel deberá realizar los procedimientos para imponer obligaciones específicas. En éstas se deberán reflejar las diferencias entre la posición de cada uno de los Móviles en el mercado.

CFC en el sector telecomunicaciones inició seis procedimientos de dominancia en 2007 y tiene al menos cuatro investigaciones por presuntas prácticas monopólicas. La eficacia en su actuación y su defensa en tribunales contribuirán con el fortalecimiento (o debilitamiento) de la institución. No deben verse como casos aislados, porque México es un país asfixiado por las prácticas anticompetitivas y por los mono/oligopolios.

Fuente: El Financiero, Clara Luz Álvarez, México 

Opinión