Inicio Tecnología. Alcatel-Lucent confirma liderazgo en negocio de banda ancha

Alcatel-Lucent confirma liderazgo en negocio de banda ancha

Alcatel-Lucent eleva su apuesta por el negocio de Internet de alta velocidad cuando el mercado le pide los primeros resultados de una fusión que no cumple un año

no de los referentes de los nuevos negocios de las telecomunicaciones lo protagoniza Alcatel-Lucent, una firma que en México tiene 60 años y que se consolida como el principal proveedor de arquitecturas de redes para prácticamente todos los operadores.

La empresa que comanda Patricia Russo en las últimas semanas ha estado bajo la lupa de los analistas que ansiosos esperan los primeros efectos de una fusión valuada en 13 mil millones de dólares, y ha sido Michel Rahier quien ha salido a los medios a expresar que la empresa va por el camino correcto y que incluso se ha adelantado a sus competidores en el diseño de soluciones como la IPTV, lo que redundará más temprano que tarde en mejores números para la empresa europea.

Alcatel-Lucent está ampliamente reconocida como líder indiscutible en el mercado de acceso de banda ancha.

A principios de este año la consultora Dell’Oro volvió a confirmar su primer sitio en el mercado de DSL con 126 millones de líneas suministradas en todo el mundo y una cuota total de mercado del 42 por ciento que es casi cuatro veces superior a la de su más próximo competidor.

Más de 135 clientes, incluyendo al 80 por ciento de los 20 principales operadores de DSL del mundo, han optado globalmente por la familia de productos ISAM de Alcatel-Lucent y todo indica que se mantendrá en ese sitio, ya que lo mismo ofrece tecnología de banda ancha para redes fijas que móviles.

Rahier sólo dio una muestra de la innovadora tecnología que está presentando en este foro que congrega a los 70 operadores con mayor facturación del planeta a partir de una apuesta por redes convergentes y servicios de red de carácter global.

También adelantó que a partir de su oferta de servicios transportar la información será más fácil para los operadores que tendrán nuevas posibilidades de negocio no sólo con la venta de servicios sino de espacios publicitarios en la red.

Pero como se esperaba, en la conferencia de prensa de Rahier se volvieron a ventilar algunas de las inquietudes de los analistas financieros, como es la caída en los beneficios de la empresa, una situación normal si considera que la consolidación de la empresa apenas en diciembre cumplirá un año y es poco tiempo para pensar en elevar los beneficios.

Habrá que considerar que los operadores también son cautelosos cuando se da una fusión de esta índole, ya que prefieren diversificar sus proveedores, lo que implica que Alcatel-Lucent tendrá que crecer a partir de la innovación.

Dentro de lo nuevo que presentó la empresa que comanda Russo aquí, anote lo que define como Mobile Evolution Transport Architecture (META), una solución global para la evolución de las redes inalámbricas que ofrece a los proveedores de servicios la flexibilidad, fiabilidad y capacidad de ampliación necesarias para migrar, de una forma rentable, desde redes TDM/PDH a redes todo IP soportadas por Ethernet y MPLS.

Otro nicho donde quiere preservar su liderazgo son las soluciones para el mercado de triple play (TPSDA), que en nuestro país han comenzado a desarrollar empresas como Axtel, de Tomás Milmo, y Maxcom, que lidera René Sagastuy, y que es aprovechar las redes para ofrecer voz, Internet y televisión de paga.

Anote además una solución para facilitar a los operadores la gestión de redes residenciales, y que permite que de forma automática se monitoree el estado de una línea telefónica con la generación de alertas sobre instalación, activación, mantenimiento, localización de averías y soporte de servicios.

Y bueno, a decir de Rahir el gran mercado que vislumbra Alcatel-Lucent es la IPTV que permitirá llevar la programación de la pantalla chica a computadoras y teléfonos móviles en un servicio a la carta que moldeará el futuro de los medios electrónicos donde el rey serán los contenidos.

Fuente: El Financiero, Rogelio Varela, México

Opinión