Inicio Tecnología. Alertan a Cofetel sobre rigidez en contratos telefónicos

Alertan a Cofetel sobre rigidez en contratos telefónicos

En vísperas de la implementación de la portabilidad de números en México, la industria sugiere a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) establecer mecanismos para evitar que las telefónicas, buscando protegerse de
la pérdida de clientes, establezcan contratos más rígidos.

A través de la consulta pública que se llevaba a cabo en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, analistas y expertos del sector señalan que de no permitir la Cofetel que los concesionarios recuperen sus inversiones se corre el riesgo de que las empresas de telefonía impongan contratos más rígidos o cláusulas más complicadas.

Lo anterior, dicen, ante el riesgo que tienen las compañías de perder, por lo que cuando un cliente quisiera cancelar el contrato antes del plazo establecido para renovar o dar de baja, la empresa podría cobrarle una suma exorbitante
para dejar sin efecto el contrato, pues no hay un tope para el cobro por tratarse de un mercado libre.

En este sentido, la Cofetel asegura que la portabilidad de número es una facilidad que el concesionario debe estar en posibilidad de ofrecer a sus usuarios a fin de prestar servicios de telecomunicaciones, pero que no es un servicio de telecomunicaciones en sí mismo.

Por lo que el cargo que pudieran pretender realizar el operador hacia el usuario deberá considerar únicamente los costos incurridos en gastos de administración.

Por lo tanto, el concesionario no podrá obtener ganancias del proceso de portar un número, mientras que el cargo al que se refiere la Cofetel deberá someterse al regulador para su aprobación.

Más competencia

Las opiniones enviadas a la Cofemer respecto de la portabilidad hacen énfasis en la necesidad de atacar el monopolio en el sector de telefonía en México, además de considerar que esta reglamentación “atenta contra los grandes
intereses económicos de las empresas”, pero sobre todo “el intentar seguir protegiendo a Telmex atenta contra el bienestar social”.

Dicen que las pérdidas que pudieran tener las empresas al implementarse este esquema, “si es que las tuvieran”, podrían verse compensadas con la facilidad de los usuarios de cambiar de proveedor dada la calidad del servicio y los
precios que puedan ofrecer.

En este sentido, el órgano regulador afirma que no existe la garantía de que Telmex, la empresa con mayor participación en el mercado de telefonía, pueda resentir bajas en el número de clientes, pero incluso existe la posibilidad de atraer a más gente.

Fuente: El Economista 

Opinión