Inicio Tecnología. Actualidad. Amazon crea pulsera ultrasónica para seguimiento de empleados

Amazon crea pulsera ultrasónica para seguimiento de empleados

Amazon crea un sistema basado en sensores y pulseras ultrasónicas que permiten localizar a los empleados durante todos los procesos en el almacén

La publicidad sería más rentable para Amazon que la nube

Amazon patentó un sistema para dar seguimiento ultrasónico a los empleados en almacenes durante los procesos mediante una pulsera y registrar así el tiempo utilizado.

De esta manera, el gigante del comercio electrónico trata de optimizar sus recursos al máximo.

El rastreo se inicia cuando el cliente da clic en ‘Comprar’ y arranca el engranaje de todo el proceso hasta que el producto llega hasta la casa del consumidor.

El objetivo es reducir al máximo los costos y elevar la eficacia, con el fin de mantener precios competitivos en el mercado.

En este engranaje, el factor humano juega obviamente un papel clave, por lo cual Jeff Bezos, su CEO, patentó un sistema basado en sensores y unas pulseras ultrasónicas que permiten localizar a los empleados durante todos los procesos en el almacén.

Asimismo, los sensores controlan la ubicación de los productos, y simultáneamente las pulseras de los trabajadores.

La idea básica consiste en reducir al máximo los errores y el tiempo perdido cuando el empleado de almacén se dispone recoger un producto de la estantería.

Estas pulseras contarán con un sistema de alertas hápticas mediante las cuales vibra con más o menos intensidad si la mano se acerca o se aleja al recoger el producto, facilitando así el proceso al trabajador.

La contraparte de esta nueva patente es la privacidad de los trabajadores y, en este sentido, un ex empleado de la compañía que trabajó durante años en uno de sus almacenes, reconoce en el New York Times, haberse sentido cosificado ‘como un robot’.

El empleado sostiene que un día cayó desmayado por el agotamiento; ‘no hay tiempo ni de ir a mear’, explica. Este trabajador detalla que si no se cumplen los objetivos ‘te despiden’; y su recorrido en la compañía terminó años más tarde cuando decidió dejar el trabajo por cuestiones de salud y al sentirse ‘quemado’.

De cualquier manera, ocurre en muchas ocasiones que las grandes empresas de tecnología registran patentes que no culminan en una aplicación real.

Con esta patente, resurge además el debate creciente de el uso de los wearables, dado el conflicto que representa ante la necesidad de privacidad de sus portadores.

Opinión