Inicio Tecnología. AMD sufre una derrota en la batalla que libra contra Intel

AMD sufre una derrota en la batalla que libra contra Intel

Advanced Micro Devices (AMD) sufrió un revés importante en la demanda antimopolio que libra con su rival, el fabricante de procesadores Intel, luego de que un juez desechó la mayor parte de sus acusaciones y aplazó el juicio hasta 2009.

Joseph Farnan, juez de distrito en Delaware, admitió la moción presentada por Intel, el fabricante de procesadores más grande del mundo, de desestimar la acusación de que realiza prácticas monopólicas ilegales en el extranjero, y dictaminó que estaban fuera de su jurisdicción. Trascendió que estas aseveraciones conforman casi la mitad de la demanda de AMD contra Intel y que incluyen prácticas anti-competitivas en el Reino Unido, Alemania, Taiwán y Japón.

AMD consideró ayer presentar una apelación, luego de una reunión realizada entre el juez y los abogados de ambas partes.

El juez Farnan les dijo que estaba extendiendo la presentación de pruebas para el próximo abril y que la fecha del juicio será el 27 de abril de 2009.

AMD ha estado tratando que el juicio se lleve a cabo en septiembre de 2008. “A pesar del dictamen del juez… Intel no puede evadir el escrutinio por su conducta… sin importar el lugar del mundo donde suceda”, dijo Tom McCoy, vicepresidente ejecutivo del departamento legal de AMD. “Este litigio estadounidense está acompañado de investigaciones antomonopolio globales. Es obvio que Intel no puede evadir las consecuencias de sus abusos monopólicos ilegales”.

Chuck Mulloy, vocero de Intel, comentó: “Estamos satisfechos de que el juez estuviera de acuerdo con nuestra moción y nuestros argumentos legales”.

AMD interpuso esta demanda en Estados Unidos el año pasado. Previamente se había quejado ante la Comisión Europea por las prácticas de Intel en 2000 y 2003, pero hasta el momento la acción más importantes de la Comisión fue la inspección de las oficinas de Intel en Europa, el año pasado.

En marzo de 2005, la Comisión de Comercio Justo (FTC, por sus siglas en inglés) de Japón dictaminó que Intel había abusado de su poder monopólico en ese país, y en febrero pasado la FTC de Corea del Sur inspeccionó las oficinas de Intel como parte de una investigación sobre acusaciones de prácticas anticompetitivas. Entre las acusaciones de AMD se encuentra que Intel ha obligado a sus clientes más importantes a mantener acuerdos de exclusividad o no exclusividad, que les ha ofrecido reembolsos u otros incentivos a los clientes que no compran a AMD, y ha forzado a los fabricantes de PC a boicotear lanzamientos y promociones de AMD.

Intel negó las acusaciones y destacó en su moción que AMD fabricaba sus microprocesadores en Alemania y los ensamblaba en Malasia, Singapur y China. La firma dijo que AMD estaba buscando recuperarse de la disminución en las ventas de microprocesadores hechos en el extranjero y destinadas a países extranjeros, es decir, fuera de la jurisdicción de Estados Unidos.

Fuente: El Universal, Chris Nuttall 

Opinión