Inicio Datos duros. Apple, Amazon y Microsoft aportan 53% a ganancias del S&P 500

Apple, Amazon y Microsoft aportan 53% a ganancias del S&P 500

Los tres gigantes tecnológicos Apple, Amazon y Microsoft representaron más del 53% de las ganancias totales del S&P 500 en 2020

S&P 500
S&P 500

A pesar de los desafíos sin precedentes que provocó la pandemia por COVID-19 en 2020, el índice S&P 500 cerró con una ganancia del 18.4% sobre la base del rendimiento total.

Tras una caída del 12.5% en marzo de 2020, el S&P 500 recuperó todas las pérdidas en agosto de 2020 y estableció un total de 33 nuevos récords en 2020.

Según datos de Yahoo, el índice cayó de 3,370 puntos antes de la pandemia a 2,447 puntos en marzo de 2020, sin embargo, al 25 de diciembre de 2020, se había disparado hasta 3,662 puntos.

De manera similar, el índice Nasdaq cayó de 9,700 puntos antes de la pandemia a aproximadamente 5,300 puntos en marzo de 2020. Pero se había recuperado a 12,595 puntos para el 14 de diciembre de 2020.

Por su parte, el Promedio Industrial Dow Jones (DJIA) también perdió 8,000 puntos en el pico de la pandemia. Para el 14 de diciembre de 2020 se había recuperado a 30,199 puntos, más alto que su nivel prepandémico de 29,000 puntos.

Al igual que el S&P 500, el DJIA cerró 2020 en un máximo histórico, ganando un 7.25% en el año. Para Nasdaq, 2020 fue su mejor año desde 2009, ya que ganó un 43.6%.

El desempeño de los índices se atribuyó a las grandes acciones tecnológicas que florecieron durante la pandemia mientras otras perdían impulso. Como ejemplo las 10 principales acciones del S&P 500 representaron el 27.4% del valor de mercado total del índice.

Apple lideró el grupo, ganando un 82.3% sobre una base de rentabilidad total. Amazon le siguió con un aumento del 72.6%. Microsoft ocupó el tercer lugar con un 42.5%. Juntos, los tres representaron el 53% de la rentabilidad total que registró el índice durante el año.

El sector de Tecnologías de la Información fue el que obtuvo el mejor desempeño, con un aumento del 43.89%. El sector de consumo discrecional ocupó el segundo lugar con un 33.3%. Por otro lado, la energía fue el sector más afectado, sufriendo un descenso del 33.7%.