Inicio Tecnología. Aprender programación desde primaria será obligatorio en Japón

Aprender programación desde primaria será obligatorio en Japón

La materia de programación informática será obligatoria para los estudiantes de primaria en Japón

Aprender programación desde primaria será obligatorio en Japón
Aprender programación desde primaria será obligatorio en Japón

A partir de 2020, el Gobierno de Japón hará que la materia de programación informática sea obligatoria desde la educación primaria, ante la creciente escasez de trabajadores cualificados que afronta el país asiático.

Los estudiantes japoneses comenzarán a aprender principios básicos de programación a partir del quinto grado de primaria, es decir, con 10 u 11 años de edad, según consta en los nuevos planes de estudios presentados este martes por el Ministerio de Educación.

Entre otras tareas, los estudiantes deberán aprender a dibujar polígonos con herramientas digitales o hacer que una luz LED parpadee a partir de comandos informáticos, según el diario japonés Nikkei.

Japón se sumará así a otros países como Corea del Sur o Reino Unido que en los últimos años han introducido contenidos de programación informática entre las materias obligatorias durante los primeros años de escolarización.

De este modo, el país pretende que los estudiantes se familiaricen desde pequeños con el lenguaje de la programación y con los principios lógicos en los que se fundamenta.

Hasta ahora, la programación informática era una asignatura obligatoria dentro de las ramas tecnológica y económica del segundo ciclo de la educación secundaria de Japón, es de decir, para alumnos de más de 15 años y que ya han terminado la escolarización obligatoria.

Desde 2016, el Gobierno aprobó una estrategia para enfrentar la escasez de trabajadores cualificados que afronta el país debido al declive demográfico y a la formación insuficiente en determinados sectores.

En Japón habrá 290,000 puestos de trabajo vacantes en el sector de las telecomunicaciones para 2020, una cifra que se elevará hasta 590,000 en 2030, según los cálculos del Ejecutivo.

Opinión