Inicio Articulos. Aspectos clave para una migración exitosa a la nube

Aspectos clave para una migración exitosa a la nube

cloud computing

El cloud computing es una tendencia irreversible para casi cualquier tipo y tamaño de compañía, ya sea que se migre toda la infraestructura tecnológica o solo algunas aplicaciones. Sin embargo, aún existen diversas razones que han frenado una adopción más generalizada.

cloud computingEn entrevista con Mundo Contact, Armando González, Gerente de Desarrollo de Negocios de Dimension Data, explicó que antes de ‘subirse’ a la nube es necesario realizar un análisis completo para saber exactamente qué aplicaciones se pueden migrar y definir las fases de dicha migración, ya que hacerlo todo en un solo paso resultaría muy complicado y posiblemente riesgoso.

Según el directivo, las compañías deben averiguar antes que nada si sus aplicaciones son ‘virtualizables’, cómo es el flujo de la información, cómo se asocia ésta con los procesos de negocios y qué riesgos operativos pueden presentarse.

Otro de los aspectos fundamentales al adoptar soluciones cloud es la seguridad. Ésta, en opinión de González, ha sido una de las preocupaciones que más han obstaculizado la implementación de este tipo de soluciones en el mercado mexicano, debido al desconocimiento que aún prevalece entre las empresas.

 

Un viaje seguro hacia la nube

El primer paso para una migración exitosa, de acuerdo con el directivo de Dimension Data, consiste en conocer exactamente los proyectos y las aplicaciones que se llevarán a la nube, para posteriormente llevar a cabo el cambio de manera paulatina.

Si no se lleva a cabo dicho análisis es posible que, por ejemplo, una aplicación se vuelva “inalcanzable” desde el punto de vista de conectividad hacia algunas oficinas remotas, o bien que no se pueda utilizar de manera adecuada debido a las políticas de seguridad establecidas. “La aplicación tiene que adecuarse al modelo de negocio; desde cómo se accede a ella hasta sus políticas de restricción y uso: dónde está conectado el usuario, si es un país fuera de la red o si está en su casa. Si todas esas políticas no se definen claramente, puede haber riesgos.”

 

Armando González, de Dimension Data
Armando González

Algunas empresas comienzan por migrar su sistema de correo electrónico: debido a las regulaciones, en muchas ocasiones deben guardar los datos durante tres años, lo cual ocupa mucho espacio de almacenamiento. “Entonces, inmediatamente se pueden subir a la nube este tipo de aplicaciones y comenzar a medir el comportamiento de los usuarios”, señaló González. 

Para reducir los riesgos, también es conveniente hacer pruebas de concepto antes de la migración, ejecutando algunos procesos en la nube e incorporando paulatinamente nuevos servicios y aplicaciones.

Otro aspecto a considerar es si se adopta un esquema privado, público o híbrido. En este sentido, el directivo explicó que generalmente las empresas cuentan con sistemas de orquestación separados para cada uno de estos esquemas. Sin embargo, existen soluciones en el mercado que permiten, con un mismo orquestador, comenzar con un ambiente público y pasar a uno híbrido o viceversa. También es posible iniciar con una nube privada y, si posteriormente se desea contratar una nube pública por hora, semana o mes, se puede hacer una combinación. De esta manera, se controlan dos ambientes desde un mismo portal.

 

Descubriendo el ROI

La mayoría de las compañías ya se han percatado de las ventajas que implica la migración de sus aplicaciones hacia la nube. Sin embargo, muchas de ellas aún consideran que se trata de esquemas caros. En este sentido, Armando González recomienda llevar a cabo un análisis real del Opex contra el Capex, y determinar cuánto se gasta la organización en aspectos como servidores, en capacitación o en monitoreo. “Cuando se cuantifican los valores actuales y futuros, de inmediato resulta evidente que habrá un ahorro al implementar soluciones en la nube. El dinero generado por ese ahorro se puede invertir en otras cosas, y eso ayuda mucho a justificar una migración”, afirma.

 

Dimension Data adopta una estrategia consultiva

Durante los cerca de 30 años en la industria TIC, Dimension Data ha acumulado experiencia en temas como centros de datos, virtualización y colaboración. Además, desde hace algún tiempo realiza prácticas consultivas con las organizaciones para guiarlas en su proceso de migración y adopción de la nube, tomando en cuenta el tipo de mercado al que pertenecen, el tamaño de la empresa y sus necesidades, entre otros aspectos.

Por ejemplo, algunas pymes pueden aprovechar el esquema de nube pública cuando requieren una gran capacidad de almacenamiento, pero solamente durante un período. “El servicio de cloud storage puede ser utilizado por el tiempo y la capacidad que se requiera; cuando termine de utilizarse simplemente se paga por el almacenamiento que se demandó”, explicó González.

Además de las soluciones en la nube, Dimension Data cuenta con otras líneas de negocio, que abarcan la integración de redes (routing, switching y wireless), seguridad, colaboración (video, movilidad y telefonía), centros de contacto y centros de datos. Todo ello, según el directivo, permite a la empresa tener la capacidad de armar una solución completa, de extremo a extremo.