Inicio Tecnología. AT&T abandona la compra de T-Mobile

AT&T abandona la compra de T-Mobile

La resistencia de los organismos gubernamentales, que se mostraron contrarios a la compra, acaba con el sueño de AT&T, que tendrá que pagar 4,000 millones de dólares a T-Mobile por poner fin al acuerdo

Finalmente AT&T dio por finalizada la lucha por la compra de T-Mobile USA, la cuarta operadora de Estados Unidos y propiedad de la alemana Deutsche Telekom. Cancelar esta compra, valorada en 39,000 millones de dólares, le costará a AT&T nada menos que 4,000 millones de dólares.

Hace unos meses que tanto la Comisión Federal de Comunicaciones como el Departamento de Justicia de Estados Unidos se mostraron contrarios a la compra, asegurando que lucharían para que no se llevara a cabo porque, entre otras cosas, no suponía un interés para los consumidores y generaría despidos masivos en ambas empresas.

AT&T estaba dispuesta a renunciar a algunas partes de T-Mobile para mantener el acuerdo. Algunas informaciones sugirieron que la compañía hubiera vendido el 30% de los activos de T-Mobile para satisfacer los temores de la industria e incluso se dio el nombre de Leap Wireless como un potencial comprador para dichos activos.

La compra hubiera convertido a AT&T en la primera operadora del país, superando a Verizon Wireless. Estas dos operadoras contabilizan el 85% del mercado seguidas, por este orden, de Sprint PCS, T-Mobile y Metro PCS.

Lo que no está claro es lo que ocurrirá ahora con AT&T y T-Mobile. Deutsche Telekom, propietaria de T-Mobile, ya dijo que no quería invertir más en el mercado inalámbrico de Estados Unidos, de forma que el siguiente paso de la compañía podría ser la venta de sus activos a otras empresas más pequeñas, como  Leap Wireless o MetroPCS; también está Dish Netrworks, que cuenta con espectro que puede utilizar para crea una red de banda ancha inalámbrica y que podría buscar el espectro de T-Mobile y su base de clientes.

En cuanto a AT&T, se enfrenta a la escasez de espectro. En un comunicado la compañía dijo que existe un acuerdo de roaming con Deutsche Telecom que le permite utilizar la red de T-Mobile, pero no dio muchos detalles.

Acceder a su espectro inalámbrico fue uno de los argumentos clave de AT&T para comprar T-Mobile. El problema a que se enfrentan las operadoras de Estados Unidos es que no hay previsto, a corto plazo, la subasta de nuevo espectro. La FCC planea contar con espectro disponible en la banda de los 500MHz, pero no hasta la próxima década, e incluso dicho espectro podría no ser suficiente para la demanda existente.

Fuente: ITespresso

Opinión