Inicio Tecnología. Avanza México en tarifas telefónicas

Avanza México en tarifas telefónicas

Cambios metodológicos favorecen al país para ubicarse entre las seis naciones de la OCDE con los menores precios; con datos a agosto de 2006, según la consultora, un usuario mexicano paga 341.91 dólares en un año, mientras que en Corea, el país más barato dentro de esta clasificación, un cliente eroga 280 dólares

México se ubica dentro de los seis países con los precios más bajos en las canastas de usuarios residenciales y en la media para el caso de los servicios para clientes empresariales, de acuerdo con un estudio comparativo sobre las tarifas del servicio telefónico entre los 30 países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), elaborado por la consultora Teligen.

Teligen es la empresa contratada por la OCDE para la realización de los análisis comparativos de precios que se publicarán en el estudio Communications Outlook 2007, el cual será presentado por el organismo internacional en febrero próximo, y que desarrolla cada dos años para revisar la situación de esta industria entre los países que lo constituyen.

Contrario a lo que se observó en el Communications Outlook 2005, reporte en el que México figuró como uno de los cuatro países más caros en el servicio telefónico fijo, se prevé que en el siguiente documento la posición del país se revierta hacia el lado de las naciones de menores precios.

De acuerdo con el análisis de Teligen, firma que utilizó la metodología de la OCDE para esta comparación y que para el caso de México tomó en cuenta las tarifas de Telmex, este país es el sexto más barato en la canasta residencial compuesta de bajo consumo, la cual se conforma de llamadas locales, de larga distancia nacional e internacional, y a celulares de “el que llama paga”, así como instalación de una línea y renta mensual.

En este caso, con datos a agosto de 2006, según la consultora, un usuario mexicano paga 341.91 dólares en un año, mientras que en Corea, el país más barato dentro de esta clasificación, un cliente eroga 280 dólares, seguido de Turquía con 289 dólares y de Estados Unidos con 306.25 dólares. El más caro es Irlanda con un gasto de 545.76 dólares.

Cuando se trata de este tipo de canastas pero para usuarios con consumo medio, el lugar de México dentro de la lista de 30 países es el cuarto más barato, con un gasto de 437 dólares al año, en tanto que en la de consumo alto es de 758.92 dólares, por lo que el país se ubica en la tercera posición de los de menor precio.

Para los casos de las canastas simples residenciales, es decir, aquellas que comprenden sólo llamadas locales, larga distancia nacional, así como la renta y la instalación de una línea (sin llamadas a celular ni a otros países), las tarifas de México son las segundas más baratas para consumos medios y altos y las terceras en consumos bajos.

Así, un usuario que utiliza poco el servicio telefónico eroga 221 dólares al año, mientras que el de consumo medio gasta 275 dólares y el que usa el servicio de manera intensa destina en promedio 304 dólares.

Turquía es el país más barato para los clientes de las canastas residencial simple de bajo consumo, con un precio de 120 dólares, casi la mitad de lo que paga un mexicano en el mismo caso, e Irlanda es la nación más cara con 460.06 dólares al año para el mismo criterio de uso.

La gran diferencia entre los resultados del estudio de 2005 frente a los que se presentarán en 2007 es el cambio de metodología, pues a insistencia de México, principalmente de Telmex, el organismo internacional incluyó otros niveles de tarifas y las modalidades específicas que aplican para el caso mexicano.

En el Communications Outlook 2005 México ocupaba el octavo país más caro en servicios residenciales simples y el cuarto más alto en las canastas compuestas.

Para los servicios a empresas en canastas compuestas, el país ocupaba el primer lugar en el ranking y el cuarto para los consumos comerciales simples.

Ante esto, Telmex se defendió con un estudio que le encargó a Nera Economic Consulting, una consultora internacional que en agosto de este año presentó los resultados que revelaban que México es el quinto país más barato en la canasta de bajo consumo dentro de una muestra de 28 naciones, de las cuales 22 pertenecen a la OCDE y el resto son de América Latina, y el cuarto y séptimo en los consumos medio y alto respectivamente.

Nera argumentó que la OCDE había sobreestimado el valor de las canastas de usuarios típicos mexicanos en alrededor de 44%, además de que utilizó tarifas inadecuadas.

De acuerdo con Teligen, México tiene el lugar número 17 en los precios que pagan los los usuarios comerciales en la canasta simple de bajo consumo, y la posición número 10 para los servicios empresariales en la canasta compuesta.

Fuente: El Universal

Opinión