Inicio Tecnología. CFC condiciona a Televisa compra de cablera

CFC condiciona a Televisa compra de cablera

El Grupo Televisa, la principal compañía  de medios en América Latina, deberá dar acceso a sus canales  abiertos a las empresas de televisión restringida para poder comprar una  participación en una red de TV por cable de Monterrey, informó la Comisión Federal de Competencia

El pleno de la CFC impuso condiciones para garantizar el proceso de competencia y la libre concurrencia en televisión restringida, ante la concentración entre Grupo Televisa y Televisión Internacional de Monterrey.

Refirió que el miércoles pasado, Televisa notificó a la Comisión Federal de Competencia (CFC) una operación en la que pretende adueñarse de 49% del capital social de Cablemás, transacción que analizará bajo los mismos criterios que aplicó en el caso de Televisión Internacional (TVI).

En un comunicado, explicó que el viernes emitió por unanimidad su resolución definitiva sobre la concentración entre ambas empresas televisivas, que se había notificado a la Comisión el 29 de marzo de 2006, y sobre la cual había resuelto de manera preliminar el 28 de septiembre.

La operación pretende asociar a ambas empresas en la provisión de servicios de televisión por cable en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, actividad que Grupo Televisa actualmente desarrolla en el Distrito Federal.

En su resolución, el pleno de la CFC impone a las partes condiciones orientadas a proteger el proceso de competencia y la libre concurrencia en los servicios de televisión restringida.

Por ello, Televisa deberá ofrecer sus contenidos de televisión abierta en condiciones no discriminatorias a todas aquellas empresas de servicio restringido que lo soliciten.

Esa obligación será válida para todo el territorio nacional, con lo cual se garantiza que los consumidores podrán acceder a la programación de Televisa aunque el operador de televisión restringida que contraten sea competidor de esa empresa.

“En otras palabras, se evita que los contenidos de Televisa impliquen una barrera para la entrada y el crecimiento de otros jugadores en el mercado de televisión de paga”, precisó.

La medida, abundó, asegura que los consumidores podrán tener acceso a todos los contenidos de televisión abierta sean o no de Televisa, nacionales y locales, sin importar que el proveedor del servicio tenga ligas con esa empresa.

El organismo precisó que ambas televisoras deberán emprender acciones para impedir la coordinación con otras redes de telecomunicaciones que sean sus competidores actuales o potenciales.

En particular, Televisa deberá prohibir que los miembros de sus consejos de administración participen en órganos de administración y operación de otros concesionarios de redes, y TVI deberá enajenar sus acciones en PCTV, en la que es socio de otros concesionarios de servicio restringido.

Las condiciones impuestas por la CFC se dan en el contexto de la convergencia tecnológica entre redes de telefonía y TV restringida, específicamente, se derivan de las opiniones emitidas por el organismo sobre convergencia tecnológica el 31 de octubre de 2005 y sobre contenidos audiovisuales el 28 de noviembre del año pasado.

El fallo de la CFC implica un paso decisivo para lograr una mayor competencia tanto en el mercado de telefonía, “mediante competidores más sólidos provenientes de la televisión por cable, por medio de las disciplinas que impiden la utilización de los contenidos audiovisuales para bloquear la entrada de nuevos jugadores”.

Con ello, también se promueve mayor competencia en los servicios de banda ancha, que puede proveerse mediante redes de ambos tipos.

Además de imponer las condiciones mencionadas, la CFC ratifica sus opiniones sobre convergencia y contenidos, que requieren modificaciones al marco regulatorio adicionales al fallo de la comisión.

Fuente: El Economista, México

Opinión