Inicio Tecnología. CFC: Telmex no es empresa dominante

CFC: Telmex no es empresa dominante

El pleno de la Comisión Federal de Competencia (CFC) revocó su resolución en la que se declaraba a Telmex como una empresa con dominancia en cinco mercados, por lo que el órgano antimonopolio ordenó el cierre total de este expediente.

Con esto, la instancia gubernamental cumplió con la sentencia judicial que dio la razón a Telmex en los procesos judiciales que promovió en contra de dicha resolución.

Sin embargo, fuentes consultadas en la CFC aseguraron que, si bien es cierto que a este expediente ya se le dio carpetazo, este órgano ya analiza la posibilidad de abrir otro proceso para emitir una nueva resolución en la que se declare a Telmex como agente con poder dominante.

Esto, explicaron, a partir de las reformas aprobadas a Ley Federal de Competencia Económica, las cuales otorgan mayores facultades de acción a la CFC.

Sin duda, este procedimiento tomará en cuenta las nuevas circunstancias de los mercados en los que compite Telmex, pues la anterior resolución incluía un contexto muy distinto por haberse emitido en 1998, cuando las condiciones de competencia eran muy diferentes, agregaron las fuentes.

A finales de 1997, la CFC emitió una resolución preliminar en la que señalaba que “Telmex era un agente económico con poder sustancial en los mercados relevantes de telefonía básica local, acceso, larga distancia nacional, transporte interurbano y larga distancia internacional”.

Por ello, el organismo resolvió aplicar una regulación más estricta para Telmex, pero en 2001 la empresa propiedad de Carlos Slim Helú promovió un amparo contra la resolución, el cual obtuvo.

En el informe financiero del cuarto trimestre del año, Telmex informó por vez primera que hasta diciembre de 2006 el número de líneas en servicio se ubicó en 18 millones 251 mil, lo cual se traduce en que la empresa tiene cerca de 24% del mercado con más de 76 millones de servicios telefónicos fijos y móviles en México.

“En el negocio de líneas fijas, competimos con operadores que están enfocados principalmente en los segmentos de altos ingresos A y B, en los que Telmex tiene una participación de mercado de aproximadamente 66%”, detalla el reporte.

Un conflicto con historia

La declaratoria de dominancia de Telmex y la defensa de la empresa a esta resolución fue un proceso que empezó desde 1997, cuando el órgano antimonopolio emitió dicha resolución, y concluyó el 23 de febrero de 2007, cuando el pleno de la CFC resolvió por unanimidad de votos revocar sus resoluciones y cerrar el expediente de manera total.

Telmex ganó la batalla a través de la vía judicial, y desde que ésta inició aseguró que los mercados en los que se declaró su dominancia están abiertos a la competencia, además de que se trata de una industria regulada.

La telefónica ha insistido en que los jugadores entrantes sólo operan en la nata del mercado, es decir, que atienden a los clientes de mayor consumo, y a diferencia de esta empresa, ninguno de sus competidores tiene presencia en las zonas rurales.

En el año 2000, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) decidió iniciar un proceso administrativo para imponer obligaciones específicas a Telmex relacionadas con tarifas, calidad del servicio e información, en su carácter de empresa dominante.

Pero la compañía telefónica también se amparó en contra de estas reglas, y presentó una denuncia por la violación cometida por parte de la Cofetel a la suspensión definitiva que emitió el juzgado un año antes.

La pelea se libró en los tribunales durante ocho años, hasta que en octubre de 2006 el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal, que fue donde originalmente se presentó el juicio, falló en favor de la telefónica de manera definitiva, dejando a la CFC sin posibilidad de apelar esta sentencia.

Fuente: El Universal, México

Opinión