Inicio Tecnología. Cisco expande las posibilidades de comunicaciones de voz inalámbricas

Cisco expande las posibilidades de comunicaciones de voz inalámbricas

Cisco Systems se está focalizando en diseñar capacidades avanzadas dentro de sus productos, para soportar conversaciones de alta calidad sobre redes inalámbricas o Wi-Fi. Para alcanzar esta meta, Cisco trabaja activamente con un amplio rango de empresas para hacer teléfonos y otros dispositivos móviles de voz. Bajo su programa de Extensiones Compatibles Cisco (Cisco Compatible Extensions program, CCX) la firma se asegura de que los productos participantes puedan utilizar las características avanzadas disponibles en su red de área local inalámbrica (WLAN) y las tecnologías cableadas de voz sobre IP (VoIP). 

Las características son mejoras de software basadas en los estándares de comunicación existentes. Los participantes en el programa deben implementar todas las especificaciones de Cisco y experimentar pruebas intensivas en un laboratorio independiente. El programa ha atraído el interés de algunas de las compañías líderes de la industria, incluyendo a Nokia Corp., Research in Motion Ltd. (RIM) e Intel Corp. 

Tom Libretto, director de marketing para soluciones de movilidad de Nokia, dice que a través de los últimos años su empresa ha estado trabajando con Cisco para integrar tales capacidades dentro de algunos de los teléfonos celulares de la compañía. Es en ese sentido que los nuevos teléfonos son de clase corporativa y apuntan claramente a los usuarios corporativos cuyas compañías ya operan con LANs de tipo inalámbrico, o que planean establecerlas en breve. Como socio clave de Cisco y participante en el programa CCX, Intel tiene soporte integrado para las características de voz inalámbrica dentro de sus microprocesadores Centrino, posibilitando el uso de computadoras portátiles para las comunicaciones de voz Wi-Fi. 

Originalmente, Cisco creó el programa CCX para impulsar las necesidades específicas de las redes LAN inalámbricas, y ahora está incorporando dentro del programa mejoras específicas de voz, tales como routing y tráfico homogéneo entre puntos de acceso, especialmente si los usuarios deambulan (roam) o se mueven a través de una red y sus llamadas van haciendo transiciones desde un punto de acceso a otro. Las mejoras al software de Cisco también proveen más protecciones de seguridad para el tráfico inalámbrico de voz. Si un dispositivo de voz móvil no soporta las mejoras de software de Cisco, la red inalámbrica Cisco no puede entregar la fidelidad y confiabilidad que los usuarios empresariales requieren de las comunicaciones de voz. 

“Todo se trata de asegurar que la red y el dispositivo cliente trabajan al unísono para soportar la calidad necesaria”, dijo Brett Galloway, vicepresidente y gerente general de la unidad de Conectividad inalámbrica de Cisco. Gracias a la creciente popularidad de las LANs inalámbricas, los fabricantes están desarrollando rápidamente un amplio rango de productos que pueden emplear las redes Wi-Fi, tanto para las comunicaciones de datos como de voz. “Dentro de seis meses habrá un orden de magnitud más de dispositivos de voz Wi-Fi en el mercado”, asegura Galloway. Cisco espera que el programa abra nuevos caminos para que las organizaciones puedan sacar provecho de sus redes inalámbricas actuales o planeadas. La firma y sus socios en el programa CCX reconocen que el mercado de voz inalámbrica está naciendo pero, debido a la creciente popularidad de las redes Wi-Fi, creen que es sólo cuestión de tiempo antes de que muchas empresas y otras organizaciones usen estas infraestructuras también para las comunicaciones de voz. 

“Este es un mercado joven pero que emerge rápidamente”, dijo Galloway. “Gracias a nuestros socios en el programa CCX, nuestros clientes tienen ahora diversas opciones para tener comunicaciones de voz sobre sus LANs inalámbricas. Cada organización cuenta con sus propias necesidades operacionales, de manera tal que la idea del programa CCX es ayudar a tener diferentes tipos de dispositivos, y que nuestros clientes puedan hallar aquél que mejor satisfaga sus necesidades empresariales”. Desde Nokia, Libretto indica que su empresa estima que de los 914 millones de teléfonos celulares a venderse en el año 2006, unos 100 millones serán teléfonos inteligentes doble radio con capacidades de voz LAN inalámbrica. Y espera que se produzca entre un 20 y un 30 por ciento de crecimiento para la categoría en los próximos años. Según Libretto, los teléfonos doble radio brindarán a las organizaciones una manera de consolidar sus sistemas de comunicaciones. Así, los empleados podrán usar uno de los teléfonos Nokia para recibir llamadas entrantes a su número celular (entregadas sobre la red del operador celular), y también llamar al teléfono de su oficina utilizando la red cableada e inalámbrica de una organización. 

Esta dinamización dará como resultado un aumento de la productividad, reduciendo los costos de administración. Brian Tucker, gerente de marketing del grupo de Oficina Digital Móvil de Intel, dice que su empresa se unió tempranamente al programa CCX de Cisco porque la movilidad es, claramente, una prioridad creciente en las organizaciones de todo tipo. “Las empresas –indicó- están reconociendo el valor de la movilidad, y la voz inalámbrica en una computadora portátil es una manera más de alcanzarla”. Tucker observa que la adopción de la tecnología en el segmento de consumo frecuentemente anuncia el comienzo de la adopción en las empresas. Tucker anticipa que, con la construcción mundial de redes Wi-Fi y el creciente rango de ofertas VoIP, habrá un floreciente mercado para los productos empresariales orientados a la voz inalámbrica.

Opinión