Inicio Web. Clics en época de contingencia

Clics en época de contingencia

Durante los días de encierro, internet se convirtió en herramienta indispensable de comunicación pero también en una posibilidad de consumo

De acuerdo con el sitio Examiner.com, aunque muchos sectores económicos han sido dañados (en México se calcula que el paro sanitario ha costado alrededor de 30 mil millones de pesos y el gobierno prevé destinar, en apoyos fiscales y crediticios, cerca de 27 mil millones más para impulsar a los sectores más afectados), algunas industrias se han beneficiado indirectamente con la epidemia.

The Wall Street Journal, en su edición europea, señala que negocios como Netflix o eBay, donde la gente puede adquirir artículos sin salir de casa y así evitar conglomeraciones en centros comerciales, han percibido un aumento en sus ventas, al igual que las ventas en línea de supermercados y farmacias.

En México MercadoLibre dijo que en el mes de abril hubo un incremento en artículos vendidos en su famoso portal en la categoría de salud y belleza, con productos como cubrebocas, gel antibacterial, desinfectantes, purificadores de aire, jabón antibacterial y alcohol.

“Estos movimientos los atribuimos a que la gente tuvo que quedarse en casa y buscaron alternativas de entretenimiento en el hogar, así como para hacer trabajos en su casa o en su automóvil en los días de asueto”, dijo MercadoLibre al diario El Universal.

MercadoLibre es uno de los sitios de mayor compra y venta de artículos por internet en México. Recientemente reportó ventas netas al 31 de marzo de 2009, de 32.3 millones de dólares, lo que representa una tasa de crecimiento trimestral año contra año del 12.1%.

Las empresas saben que en periodos de contingencia las personas que se quedan en casa son clientes potenciales al navegar en internet. De acuerdo con el Internet Advertisement Bureau y PriceWaterhouseCoopers las empresas invirtieron en México mil 885 millones de pesos en publicidad online al cierre de 2008, lo que representa un incremento de 87% respecto a 2007.

En Amazon.com, uno de los gigantes de internet, los cubrebocas se convirtieron, de golpe y porrazo, en lo más vendido en la categoría de salud (el fabricante Prestige, el mayor proveedor de cubrebocas médicos en Estados Unidos declaró sus almacenes prácticamente vacíos). Datos de la empresa Forrester Research señalan que durante el primer trimestre de 2009 las ventas por internet aumentaron 11% (y eso que la epidemia aún no explotaba).

Y aunque todavía no existen cifras oficiales para determinar el impacto relacionado con la influenza, según la encuestadora Nielsen, la entonces llamada “gripe porcina” subió de prácticamente 0% a ocupar el 2% de la comunicaciones mundiales por internet en unos cuantos días (si consideramos que hay aproximadamente mil 596 millones de usuarios web, esto significa que casi 40 millones de personas realizaron búsquedas relacionadas con este virus).

De acuerdo con Google Trends, el Tamiflu logró su pico de búsquedas en México a finales de abril; aunque el sitio no especifica el número exacto de usuarios, este medicamento también pasó de 0 a 100.

Según la agencia de medición online comScore, la categoría de mayor crecimiento en cuanto a ventas online en Estados Unidos en el primer trimestre de 2009 fue deportes y salud con 23%. Libros y revistas creció 19%, seguido por videojuegos, consolas y accesorios (12%) y software (12%).

Aún no existen estadísticas oficiales de cuántas de estas búsquedas terminaron en compras. Sin embargo, de acuerdo con la revista Fortune, el Tamiflu ha generado a la compañía Gilead Sciences (que lo distribuye a través de Roche) 250 millones de dólares en ventas durante este trimestre.

La Asociación Mexicana de Internet (Amipci) aún no da un reporte de ventas online 2009, pero en 2008 dijo que mil 621 millones de dólares fueron las ventas de internet al cierre de 2008 en México: “70% de estas ventas se realizó con tarjeta de crédito”, dijo la Amipci.

Fuente: El Universal, México

Opinión