Inicio Tecnología. Coches autónomos, en la mira de ciberataques

Coches autónomos, en la mira de ciberataques

Los coches autónomos están en la mira de los ataques informáticos, desde espionaje hasta robo de datos, manipulación involuntaria del vehículo e interrupción de servicios

Autos conectados
Autos conectados

Los ataques informáticos tienen en la mira a los coches autónomos, que cuentan con un 40% de programación de software.

La nueva generación de autos enfrenta varias formas de ataque, desde el espionaje hasta el robo de datos, spam, manipulación involuntaria del vehículo e interrupción de los servicios.

Para tener una referencia, frente a los antiguos modelos, los nuevos autos cuentan con un 40% de programación. ‘Un coche actual tiene 100 millones de líneas de código: siete veces más que un avión’, advirtió Andreas Herzig, de Global Lead Automotive.

Ante esta vulnerabilidad, el experto apuesta por establecer una regulación para la nueva generación de coches que incluya sistemas de protección y disponer de garantías de actualización durante la vida del vehículo.

‘En el futuro, cada coche tendrá un identidad digital’, para individualizar cada dispositivo y poder establecer mecanismos de seguimiento y control de los mismos, comenta Herzig.

La seguridad en la red se ha convertido en una preocupación mundial y se ha colado en la agenda de todos los dirigentes del planeta.

La proliferación de aparatos conectados ha multiplicado las puertas de los ataques, tanto así, que el Gobierno de Japón, a través del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y la Comunicación, tiene previsto este mes hackear 200 millones de dispositivos para investigar las vías más vulnerables ante los próximos juegos olímpicos.

Suiza ofrece recompensas por hackear su sistema de votación electrónica con el fin de detectar brechas de seguridad. Una de las dianas que más preocupa son los vehículos conectados, las ciudades inteligentes, los sistemas de vuelo y las nuevas formas de movilidad compartida.

 

La nueva generación de telecomunicaciones 5G

Esta misma preocupación se extiende a más sectores, en especial con la próxima incorporación de la quinta generación de telefonía móvil 5G, sobre cuyos puntos débiles ya ha advertido un grupo de investigadores europeos.

La multiplicación de dispositivos conectados aumenta el riesgo de robos y sabotajes. Esto incluye desde ámbitos tan sensibles como la regulación de la ciudades inteligentes hasta la seguridad de los contratos de vehículos de movilidad compartida o incluso en dispositivos médicos.

Opinión