Inicio Tecnología. Cofetel: ¿primer relevo en puerta?

Cofetel: ¿primer relevo en puerta?

Con todo lo dicho acerca de los eventuales resultados del juicio de amparo interpuesto por Rafael del Villar (subsecretario de Telecomunicaciones en funciones) y Gonzalo Martínez Pous (director Jurídico de la SCT) en contra de actos del Congreso de la Unión desde junio pasado, lo curioso es que el resultado del mismo es tan incierto como cierta la posibilidad de apelación de una segunda instancia, de manera que espere algo en firme, pero no para 2007.

Tras revisar todos los escenarios posibles, lo más probable es que la estructura actual de la Cofetel concluya con el proceso de convergencia, y que el presidente Felipe Calderón no pueda designar -en una eventual sentencia restitutoria del procedimiento- a “sus comisionados” hasta 2008, si fuera el caso.

Por lo pronto, hay un posible relevo del que nadie escribe, pero corre de boca en boca en el sector. Recordemos que el presidente del organismo técnicamente autónomo, Héctor Guillermo Osuna Jaime, es panista, ha sido presidente municipal de Tijuana y fue senador por Baja California de 2000 a 2006, de manera que muchos dicen que tiene puesto su corazoncito en la posibilidad de contender por el albiazul a la gubernatura.

Por lo mismo, y dado que el polémico alcalde de Tijuana, quien le arrebató al PAN a la principal ciudad fronteriza, Jorge Hank Rohn, fue “aclamado” el miércoles por la convención priista para ser el candidato a gobernador por PRI-PVEM, los tiempos de decisión de Osuna se cierran.

José Guadalupe Osuna Millán no es su pariente, pero sí su contrincante para buscar la candidatura del PAN. Fue el sucesor de Osuna Jaime en la presidencia municipal de Tijuana y ha sido diputado federal. Las elecciones estatales de Baja California de 2007 se llevarán acabo el domingo 5 de agosto.

Lo cierto es que la definición política del presidente de la Cofetel puede ser clave en el reacomodo de posiciones en el órgano de regulación de las telecomunicaciones, porque además se trata del voto de calidad.

Creo, por lo mismo, que el corazoncito político de Osuna Jaime se verá muy presionado, y yo diría motivado, para mantenerse en uno de los puestos clave del proceso de reacomodo del mercado nacional de telecomunicaciones.

De lo contrario, le daría la oportunidad al presidente Calderón de designar a su sucesor, y déjeme decirle que los rumoreros cuentan que podría ser Max Cortázar, el director de Comunicación Social de la Presidencia, algo que consideramos un extremo como parte de las especulaciones.

La última: el próximo 6 de febrero es la audiencia constitucional del caso de amparo Martínez Pous-Del Villar. Lo que el juez determine puede ser recurrido por cualquiera de las partes ante un tribunal colegiado de circuito e incluso atraído por la Suprema Corte y va al fondo del asunto (inconstitucionalidad o no de la figura de objeción), y dado que la SCJN es la instancia que entiende de controversias constitucionales.

Debo decir que para el resto de la industria, lo que sí es evidente, es que la ausencia de diálogo y negociación está estirando una liga que, por sus características, puede romperse por lo más delgado.

¡Las fuercitas no le gustan a nadie!, más cuando los acuerdos alcanzados el año pasado por todos no son la perfección, pero era lo más aproximado para que al fin el usuario de las telecomunicaciones cuente con opciones de elección en servicio, precio y contenido de la última milla convergente; sin embargo, para los políticos, parece que lo importante es el control de quien puede apoyarlos o no en procesos de elección popular. Situación complicada, ¿no?

Fuente: El Financiero, Alicia Salgado 

Opinión