Inicio Social Media. Cómo crear un canal de YouTube para que tu negocio crezca

Cómo crear un canal de YouTube para que tu negocio crezca

Tener un canal en YouTube para promocionarse, puede ayudarte a hacer crecer tu negocio como ninguna otra herramienta a tu alcance.

YouTube
YouTube

Se estima que, aproximadamente, los usuarios de YouTube ven cada día el equivalente a 8000 años consecutivos de reproducción. Una cifra impresionante y que deja abiertas muchas puertas de negocio. Sin embargo, aunque parezca incomprensible, menos del 10% de las pequeñas y medianas empresas poseen un canal en esta red social a través de la cual promocionarse.

Dicho esto, la realidad es que abrir un canal en YouTube porque sí tampoco tiene mucho sentido ya que puede llegar a suponer una pérdida de esfuerzos y recursos.

Y es que siempre debe haber detrás una estrategia de contenido que logre enganchar al público potencial para, finalmente, traducirse en beneficios más allá de lo económico. Hablamos de la construcción de una adecuada identidad de marca, de conectar con los clientes o de mostrar las utilidades de los productos, por ejemplo.

 

¿Cómo crear y personalizar un canal de YouTube para tu negocio?

Esto, anteriormente, debía hacerse a través de Google+ en el caso de las empresas. Sin embargo, la desaparición de esa red social ha logrado que ya podamos hacer todo el proceso directamente a través de YouTube. Solo tienes que crear una cuenta de usuario e indicar en ella que no eres un usuarios particular, sino un negocio, y publicar tu canal.

Ahora bien, usar YouTube para hacer crecer tu negocio a través de vídeos en tu cana solo será posible si sigues una serie de recomendaciones y consejos en términos de personalización:

  • El icono de tu canal: se mostrará como un icono de 98 x 98 píxeles y deberás elegir una imagen del logotipo de tu negocio en formato BMP, PNG, JPG o, incluso, GIF no animado. Debe ser de al menos 800 x 800 píxeles.
  • El diseño: con esto darás un toque más personal y visual a la interfaz del canal. Nuestro consejo es que elijas una foto de portada en la que aparezcan ofertas o alguna imagen corporativa. Debe pesar menos de 4 MB y tener una resolución de, al menos, 2560 x 1440 píxeles.
  • Detalles: aprovecha aquí para aportar algunos datos acerca del sector al que se dedica tu negocio, sobre su actividad, datos de contacto, etc.
  • Descripción: usando algunas palabras más (no más de 100) trata de escribir un texto que, además de definir a tu negocio, conecte con tu público potencial.
  • Canales destacados: desde aquí podrás enlazarte con otros canales que posea tu negocio o que sea de empresas externas con las que tengas acuerdos. Esto te permitirá redirigir a tus clientes, pero también que lleguen hasta ti a través de los canales de otros negocios. También es muy útil de cara al posicionamiento.

¡Llegó la hora de subir contenido!

Una vez que ya tienes tu canal preparado para funcionar y completamente personalizado, llega la hora de agregar contenido con el que nutrir a tus seguidores y atraer a otros nuevos. Sin duda, los tutoriales acerca de cómo realizar una tarea o sobre cómo usar un producto concreto son los más efectivos dentro de YouTube. Se estima que, aproximadamente, el visionado de este tipo de vídeos creció el año pasado un 70%.

Ten en cuenta, además, que este tipo de vídeos, si son efectivos, generan mucha confianza en la audiencia, lo que se traduce en una mejor relación de cara al futuro. Sin duda, esto es clave para que, más adelante, se produzca el proceso de conversión, es decir, que un mero usuario acabe comprando algo a través de tu negocio.

Un aspecto clave es que los titules “Cómo hacer…” ya que esta es una de las búsquedas más utilizadas tanto en Google como en el propio motor de YouTube.

Este tipo de vídeos puede ayudarte, además, a presentar tus nuevos productos y a solucionar problemas habituales que tus usuarios experimentan al usarlos. Por poner un ejemplo, si vendes impresoras y un usuario no sabe cómo cambiar el cartucho de tinta, probablemente recurra a este tipo de contenidos para hacerlo. Y, si su experiencia es satisfactoria, se sentirá más cercano a tu negocio.

Pero, además, también puedes aprovechar para realizar vídeos corporativos en los que se muestre cómo se trabaja en tu empresa, cuál es el proceso de fabricación de tus productos, qué tipos de materiales se emplean y qué técnicas se ponen en práctica… Esto te servirá para conectar con tu audiencia de forma más efectiva. Y, si generas el número suficiente de visitas, para ganar dinero.

No olvides que YouTube inserta publicidad en tus vídeos y que tú tienes derecho a una parte de los beneficios que genera. Es un tipo de ingreso pasivo que, en un principio, es bastante reducido, pero que luego puede crecer exponencialmente y echar una mano a tu negocio para ser más rentable.