Inicio Tecnología. Articulos. Cómo la tecnología puede transformar la educación en México

Cómo la tecnología puede transformar la educación en México

tablets educación

Las tablets, computadoras portátiles y equipos como el iPod Touch se han convertido en las herramientas de estudio más favorecedoras para los alumnos y las instituciones. De hecho, Steve Wozniak, cofundador de Apple, ha señalado en diferentes ocasiones que estos dispositivos pueden ayudar a mejorar mucho la educación de un país.

En Estados Unidos, la escuela Webb, de Knoxville, fue pionera en implantar una tablet por alumno, mientras que en este año un gran número de colegios de Reino Unido están introduciendo iPads en sus salones de clase para facilitar el aprendizaje. Entender la tecnología y cómo funciona forma parte de las clases, según la BBC.

Para Philip Schiller, vicepresidente de Marketing Mundial de Apple, el iPad es un dispositivo que permite un aprendizaje motivador e interactivo, aunque muchos discrepan con esta visión y aseguran que ninguna tableta podrá reemplazar la importancia de los libros de texto.

educación tecnologíaEn México, hace dos años nació la iniciativa ‘Uno’ de Grupo Santillana, la cual consiste en que todos los salones de clases sean equipados con iPads para cada niño, así como proyectores, bocinas y libros articulados para la enseñanza de inglés y español.

En principio, la tablet de Apple ofrece los contenidos instalados para las clases desarrollados por la firma californiana, mientras que los materiales visuales para ciencias naturales son generados por Discovery y Cambridge University.

“Este dispositivo permite ritmos de aprendizaje individualizado, al igual que crear grupos de trabajo entre los alumnos”, dijo Pablo Doberti, director internacional del proyecto.

Sistema Uno también incluye la formación para los maestros y directivos, así como la evaluación y la red de escuelas para interactuar entre los miembros de los países. Además, el programa cuenta con entrenadoras que visitan las escuelas para atender las dudas de la comunidad, y un call center para resolver problemas técnicos.

La iniciativa, que hasta ahora solamente se implementa en las escuelas privadas, busca desarrollar las habilidades de cada estudiante, “haciendo niños y jóvenes más pensantes y mejores seres humanos”, comentó Doberti.

Algunos de los beneficios que reporta su uso entre los alumnos son: fomentar el pensamiento lateral, trabajar aspectos viso-perceptivos, mejorar aspectos de razonamiento, aumentar la autonomía de los niños, mejorar su autoestima, crear un buen ambiente en el salón de clases y promover el trabajo colaborativo entre iguales: lo que no sabe resolver uno, otro se lo explica. “Hoy, la tecnología es un patrón ético que transforma la conducta social y que puede redefinir el proceso de aprendizaje. Es un paradigma nuevo, porque trae patrones conductuales de interacción, colaboración, participación y coproducción, en donde el niño es activo”, según el encargado del proyecto.

 

El problema: un modelo anticuado de educación

De acuerdo con el World Economic Forum (WEF), México se encuentra en el lugar 102 de una lista de 122 países en cuanto a la calidad del sistema educativo.

El reporte reprobó al país en el rubro de la calidad del sistema educativo y particularmente en educación primaria, así como en la calidad de la enseñanza de ciencias y matemáticas.

“Lo que encuentro muy deficiente de la educación en México es que no da herramientas para comunicarse bien en español y menos en otros idiomas; en pensamiento crítico tenemos un modelo del siglo XIX, para tener obreros que obedecen instrucciones, y tampoco nos brinda buenas capacidades en matemáticas. Si la escuela nos diera estas tres cosas, podríamos transformar radicalmente nuestro modelo de educación y por supuesto, es necesario implementar a la tecnología para avanzar en este proceso”, expuso Manuel Molano, director adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En este sentido, Ernesto Piedras, director de la consultora The Competitive Intelligence Unit, coincide en que, a través de una integración óptima de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) en el ámbito educativo, éstas pueden ser aprovechadas como método de investigación para profundizar en el aprendizaje.

Además, la incorporación de las TIC en el sector educativo ayuda a fomentar la participación en grupos, volver a los estudiantes más activos y promover una educación que poco a poco logre disminuir la pasividad en la enseñanza y aumente la interacción alumno-profesor-temarios. “Es importante recordar que la calidad en la educación es un factor determinante en el desempeño estudiantil, hasta el punto que puede lograr aminorar la brecha entre distintos niveles socioeconómicos”, dijo Piedras.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirma que, para que la tecnología tenga un impacto real en la educación, debe estar integrada en los planes de estudio y se debe preparar a los maestros en su uso y enseñanza.

Según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de TIC en los Hogares, (ENDUTIH), el 60% de los mexicanos entre 6 y 18 años utilizan la computadora y el 40% acceden regularmente a internet.

Entre los estudiantes mexicanos, el 56% usa internet y el 69% ha utilizado una computadora en el último año. En ese sentido, el uso de las TIC en la educación puede ser aprovechado para mejorar la calidad educativa en los ámbitos rural y urbano del país.

“Lo que falta son políticas públicas dirigidas a aprovechar la tecnología. Si entras a cualquier tienda de apps puedes encontrar cosas de educación y otras áreas. Con solo mencionar el ejemplo de Angry Birds, un profesor podría enseñar leyes de física a través de este juego”, recalcó Enrique Tamés, Filósofo y doctor en Innovación y Tecnología Educativa.

 

La tecnología aplicada en el salón

Tracey Bryan y Patricia Zamora son Apple Distinguished Educators y profesoras del área digital del Colegio Americano en la Ciudad de México. Ambas capacitan a los maestros y estudiantes para que adopten diferentes herramientas y dispositivos electrónicos como parte integral del curriculum, y así encuentren nuevas maneras de realizar proyectos y presentaciones.

“Aquí hay mucho apoyo por parte de maestros para aprender a utilizar la tecnología, porque ésta ya existe y es mejor que la entiendan y la sepan usar. Por esta razón estamos preparando a los niños”, dijo Bryan.

Por su parte, Zamora señaló que muchas escuelas de México carecen de una visión para saber aprovechar la tecnología, y no le dan la importancia que merece. “No se trata de usar el dispositivo solo por usarlo, en realidad la pregunta es qué hacer con los dispositivos en la clase para mejorar la educación.”

En este sentido, es clave que los niños aprovechen al máximo su tiempo frente a la pantalla, descargando las mejores aplicaciones y programas que contribuyan a su aprendizaje, y sacándole el mejor provecho a las herramientas que tienen a su alcance.

Las maestras también explicaron que, en ciertas ocasiones, son los padres quienes dudan del uso de estos equipos en las clases. Sin embargo, mucho del trabajo que se realiza en la escuela es presentado ante los padres de familia. Durante algunas exposiciones o talleres, los estudiantes demuestran el uso que se le da al dispositivo, porque muchas veces es gracias a éstos que pueden elaborar sus presentaciones.

 

Los fabricantes apuestan por la educación 

Los fabricantes tecnológicos también están invirtiendo en los salones de clases. La firma surcoreana Samsung presentó hace un par de meses su portafolio de soluciones educativas que propone cambiar la forma en la que los niños y jóvenes aprenden.

Samsung School, una oferta digital completa que consiste en tabletas, servidores y software, permite que los maestros hagan sus clases más dinámicas, al incorporar interactividad y contenidos atractivos.

Con esta solución, el profesor puede compartir al instante lo que está en su pantalla con los dispositivos personales de sus alumnos, por lo que es posible colaborar de forma directa, supervisar lo que los alumnos están viendo, bloquear las tabletas para que presten atención, así como realizar exámenes y cuestionarios de forma fácil y controlada.

intel sunny hill
La tablet Sunny Hill de Intel

Además, Samsung ofrece una solución alterna para las escuelas que opten por prefieren adoptar una estrategia BYOD (‘trae tu propio dispositivo’) para sus estudiantes. La oferta de la coreana está conformada por una pizarra electrónica ‘e-Board’, la cual trabaja con dispositivos con sistema operativo Android, Windows, iOS y Mac.

Héctor Jung, Presidente de Samsung Electronics México, dijo que la principal meta es que las tecnologías educativas ayuden a conectar a los estudiantes de todo el mundo. “Queremos proporcionarles una plataforma para que compartan contenido y experimenten nuevas formas de aprendizaje. En cuanto a los maestros, esperamos que la solución sea un incentivo para compartir la mejor práctica, y les presenten a los alumnos el mejor contenido que se puede ofrecer”.

Por su parte, Intel presentó este mes en México su tableta ‘Sunny Hill‘, que fue diseñada para ser utilizada en los salones de clases. Lo interesante de este dispositivo es que no solamente su hardware fue pensado para acomodarse a las necesidades de los estudiantes, sino que contiene herramientas exclusivas de software desarrolladas para estimular el aprendizaje de manera segura.

 

La creciente adopción de tablets, una oportunidad para la educación en México

El reciente estudio de The CIU reveló que la adopción de tabletas ha ostentado un crecimiento acelerado en comparación con otros dispositivos tecnológicos, a partir de su masificación alrededor de tres años atrás. En México, la penetración de tabletas entre la población alcanzó en la primera mitad de 2013 la cifra de cuatro poseedores por cada 100 personas, equivalente a una base de 4.9 millones de usuarios. En cuanto al crecimiento, la adopción de tabletas sobrepasa los 53 puntos porcentuales respecto al segundo trimestre de 2012, mostrando el elevado dinamismo del mercado.

Actualmente, este mercado dispone de una oferta de más de 40 dispositivos, y está integrada por diversos fabricantes como Apple, quien lidera el mercado con su iPad con una cuota de 55% del mercado. A pesar de la posición privilegiada del fabricante, otros dispositivos han ganado popularidad en periodos recientes. Por ejemplo, la división Galaxy Tabs de Samsung consigue una adopción de 16% entre los usuarios de tabletas.

Estas cifras representan una gran oportunidad para impulsar la educación y la enseñanza en el país, siempre y cuando exista un interés por parte del Gobierno y de las instituciones para ofrecerle a los alumnos herramientas avanzadas para su aprendizaje.

Opinión