Inicio Tecnología. Controversia por posible cobro en la portabilidad

Controversia por posible cobro en la portabilidad

Telefónica Movistar apoya la idea de que sea el proveedor quien absorba el costo de la medida y no los usuarios

La posibilidad y la forma en que las empresas de telecomunicaciones podrán recuperar las inversiones erogadas para la implantación de la portabilidad numérica se convertirá en uno de los temas de mayor conflicto entre las autoridades y los operadores, sobre todo, Telmex.

Con la portabilidad, los usuarios pueden cambiarse de proveedor del servicio telefónico y mantener su mismo número.

En el anteproyecto de las reglas de portabilidad, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) planteó que las inversiones y los costos en los que incurran los operadores para adaptar sus redes e implantar la portabilidad deberán ser absorbidos por ellos mismos, sin que se establezca algún cargo entre los proveedores del servicio y en ningún caso deben aplicar cargos específicos a los usuarios por este concepto.

Sin embargo, Telmex aseguró que es necesario que se establezca un mecanismo que le permita recuperar sus inversiones, como se ha hecho en otros países como Estados Unidos y Europa.

Esta empresa debe invertir, por lo menos 61.4 millones de dólares para aplicar el esquema de la portabilidad, informó.

Fabricantes de redes y equipos de telecomunicaciones como Ericsson y Alcatel-Lucent propusieron que sí se establezca un pago específico a los clientes que hagan uso de la portabilidad numérica o bien que se apliquen cargos recíprocos entre los operadores, pues es necesario que las empresas proveedoras de los servicios de telecomunicaciones recuperen sus inversiones, tal y como se hace en Estados Unidos y Europa.

De acuerdo con Telmex, a nivel mundial los clientes que portan su número sí pagan por este proceso. En algunos países los clientes realizan un pago de una sola vez, que en promedio es de 12 euros.

En Estados Unidos los operadores hacen pequeños cargos mensuales a los usuarios, así como también cobran cierta cantidad en el momento en que portan su número.

La empresa explicó que esta tarifa aplicaría, igual que en otros países, durante los primeros cinco años de implantación de la portabilidad, es decir que en México duraría hasta 2013, pensando en que el esquema entraría en operación en 2008.

“Se trata de una cuota pequeña para que al cliente no se le haga gravoso, y es el tiempo suficiente para que los operadores recuperen sus inversiones”, señaló Telmex.

Además existen otras opciones, por las cuales estos pagos se realizan entre operadores, así como también es posible un esquema híbrido, comentaron fuentes de la telefónica.

En contraparte, Telefónica Movistar sostuvo que cada operador debe absorber las inversiones que realice para la implementación, tal y como lo planteó la Cofetel.

Fuente: El Universal

Opinión