Inicio Tecnología. Convergencia negocio de 50 mil mdd, amarres en puerta, Telefónica obligada y...

Convergencia negocio de 50 mil mdd, amarres en puerta, Telefónica obligada y otros actores

Le daba cuenta de un par de asuntos que confluyen en un negocio en plena transformación como son las telecomunicaciones.

Por un lado la doble red de la que dispone CFE de Alfredo Elías Ayub. La primera de fibra óptica, en alta tensión y que significará 20 mil kilómetros de longitud. Sólo falta la concesión por parte de SCT, expediente a cargo de la subsecretaría que comanda Jorge Álvarez Hoth y que podría zanjarse en octubre.

La segunda que es la de mediana y baja tensión para “la última milla” puesto que va del poste a millones de hogares y que podrá constituirse como una tercera red tras la de Telmex de Carlos Slim y la de las cableras. Se licitaría por zonas en la administración de Felipe Calderón y recaerán en las arrendatarias las millonarias inversiones para su habilitación.

El otro tema es la posibilidad de que Telefónica Móviles de Miguel Menchén pretenda la compra de una telefónica fija aquí. La convergencia ya en proceso es lo que obligaría a una firma como la hispana a buscar nuevas posibilidades para crecer.

Como sabe la convergencia es una realidad en otras partes del mundo. Aquí hay un rezago en eso que es la facilidad que tiene el público de acceder por un mismo medio a voz y video.

Con esa disyuntiva tecnológica se rompen las fronteras que había entre los grandes medios como la TV, que por siempre ha sido la gran generadora de contenidos, con las telefónicas.

Como imaginará este es un ámbito millonario. Haría un global de más de 50 mil millones de dólares: en primer sitio las telefónicas móviles que facturan unos 30 mil millones de dólares, seguidas de las fijas con alrededor de 15 mil millones de dólares.

Luego vendrían los medios, esencialmente la TV abierta, con 3 mil 500 millones de dólares y la de paga que no ha dejado de crecer y que representa mil 800 millones de dólares.

Recién se supo del enfrentamiento entre Telmex que dirige Jaime Chico Pardo y Televisa de Emilio Azcárraga. No es gratuito puesto que en el nuevo contexto se convertirán en rivales o aliados.

Ahí mismo está TV Azteca de Ricardo Salinas, mejor posicionada que su rival, dado que también está en telefonía celular. Tiene Iusacell que lleva Gustavo Guzmán y recién adquirió el control de Unefon a Alberto Saba Raffoul y su hijo Moisés Saba Masri.

Los de Telefónica no querrán estar estáticos cuando además es previsible que no habrá mercado para todos y que en el tiempo vendrá una consolidación entre los más grandes.

Firmas como Avantel de Óscar Rodríguez, Alestra de Rolando Zubirán, Axtel de Tomás Milmo o Maxcom de René Sagastuy acreditan como opciones. La propia Nextel de Peter Foyo deberá ajustarse, al igual que las cableras como Megacable de Javier Bours o Cablemas de Javier Alejando Alvarez obligadas a avanzar muy rápido frente a Telmex.

Incluso no habría que descartar la llegada de nuevos tiradores. El caso de Olegario Vázquez Raña de lleno en los medios y con la necesaria liquidez para hablar.

Fuente: Reforma, Alberto Aguilar 

Opinión