Inicio Tecnología. Crece 10% tráfico celular con “El que llama paga” nacional

Crece 10% tráfico celular con “El que llama paga” nacional

Aunque gradualmente será más notorio el impacto de ampliar el esquema “El que llama paga”, comienzan a darse los primeros beneficios.

Ya le he comentado que la postura de Cofetel, que dirige Héctor Osuna, de extender el esquema referido en el negocio de celulares, puso en el centro de las decisiones al consumidor, esto por encima de los intereses de un grupo de empresas.

Y es que en un mercado como el de la telefonía móvil, que tiene más del 90 por ciento de su base de usuarios en el sistema de prepago, era necesario hacer eficiente la forma como se completaban las llamadas de larga distancia.

Sólo como referencia, baste saber que en América Latina sólo México y Guatemala estaban al margen de “El que llama paga” nacional, lo que definitivamente debe verse como un referente por tratarse de países con economías similares.

Aunque en estos días lo que ha prevalecido ha sido cierta confusión en torno a las nuevas marcaciones hacia celulares, y ni qué decir los dimes y diretes entre los operadores de telefonía fija y móvil, en los hechos comienzan a presentarse los primeros resultado de ampliar “El que llama paga”.

Le puedo adelantar que a sólo diez días de iniciar esa modalidad se reporta un crecimiento de 10 por ciento en el tráfico entre teléfonos fijos y móviles.

Como sabe, apenas el pasado 4 de noviembre finalmente inició el sistema “El que llama paga” nacional, que facilita la recepción de llamadas de larga distancia tanto nacionales como internacionales hacia celulares cuando los usuarios se encuentran en su localidad.

Queda claro que el cambio genera grandes beneficios para los usuarios de móviles, y en un primer corte de caja se puede decir que ese impacto ha sido evidente para los usuarios celulares de prepago que, aunque no tengan saldo, pueden recibir llamadas de larga distancia cuando antes perdían ese enlace, sin beneficio para nadie porque se perdía tráfico.

Ahora estas llamadas se completan para alegría de muchos, tanto para quienes reciben esas llamadas como para quienes las generan.

Prueba de lo anterior es el aumento en el tráfico que le comento en lo que se refiere a las llamadas nacionales, mientras que el tráfico de larga distancia internacional ha crecido en el mismo lapso a razón de 5 por ciento.

Estos resultados se deben principalmente a que los usuarios que marcan desde otros países rápidamente están aprendiendo la nueva marcación.

Para ello las empresas de larga distancia implantaron grabaciones gratuitas para explicar a aquellos usuarios que marquen de manera incorrecta, con la idea de que asimilen la nueva marcación.

En su oportunidad, la Cofetel notificó oportunamente a los organismos internacionales y otras administraciones sobre el cambio de marcación a celulares en México.

Aunado a estos esfuerzos, habrá que resaltar el propio interés de los usuarios de celulares en nuestro país de informar a sus familiares y amigos en otros países la manera en la que les deben marcar.

Otro beneficio palpable, es el ahorro en el uso del servicio celular, es decir, con “El que llama paga” nacional los usuarios en general, y especialmente los que viven en poblaciones pequeñas, percibirán un ahorro en el pago por su servicio celular, en virtud de que ya no tendrán que pagar por las llamadas de larga distancia que reciban y con el mismo dinero van a poder realizar más llamadas.

Sin duda, en el futuro próximo habrá mucho más para analizar sobre el tema, en especial en lo que se refiere a la ampliación de la base de usuarios.

El mercado mexicano de móviles se estima en 50 millones de abonados, y como sea ha mantenido alzas de doble dígito en su base de clientes, siendo los usuarios de prepago la mayoría, lo que es reflejo fiel de la situación económica, ya que si bien han caído las tarifas, también se ha buscado controlar los consumos por ese servicio.

Para la industria, el cambio regulatorio que le comento tendrá impacto favorable en segmentos amplios de la población, siendo un nicho beneficiado los usuarios del medio rural, que como imaginará tienen pocas posibilidades económicas para recibir llamadas del extranjero.

Esto cobra mayor importancia al ponderar a los millones de mexicanos avecindados en Estados Unidos que buscan una comunicación barata con sus familiares, muchos de ellos precisamente con residencia en el campo.

Cabe acotar que en la parte económica la ampliación de “El que llama paga” será canalizado por los operadores para continuar con sus planes de inversión, siendo el rubro más importante la ampliación y mejoramiento de sus redes en zonas rurales.

Fuente: El Financiero, Rogelio Varela 

Opinión