Inicio Tecnología. Critican impuesto a telecomunicaciones

Critican impuesto a telecomunicaciones

Para México es crucial el desarrollo de tecnologías, pues ya no debe depender del crudo para competir internacionalmente, considera Cooper

Crecer la tasa impositiva a los servicios de telecomunicaciones es algo negativo para la economía, porque reducirá su productividad y el aprovechamiento de nuevos desarrollos en México, advirtió el creador del celular, Martin Cooper.

“La historia nos muestra que incrementar los impuestos en el sector tiene un impacto directo en la productividad, así como en el uso de nuevas tecnologías”, dijo durante su participación en la Semana de la Ciencia y Tecnología del Gobierno del Distrito Federal.

“Entiendo que el Gobierno mexicano necesite incrementar su recaudación, en especial para mejorar el sistema educativo, impulsar la investigación y desarrollo, pero espero que lo haga gravando otros productos, como los cigarros”.

La Secretaría de Hacienda propone en el paquete económico de 2010 gravar con el Impuesto Especial para Productos y Servicios (IEPS) los servicios de telecomunicaciones con una tasa de 4 por ciento, además cargarle un 2 por ciento adicional como parte del impuesto denominado Contribución para el Combate a la Pobreza.

Cooper, ganador del premio Príncipe de Asturias de este año, destacó que el Gobierno debe promover todo lo que mejore la productividad.

“Las nuevas tecnologías incrementan la capacidad y la eficiencia de las empresas, generan más empleos, mejores salarios y, por tanto, se incrementa el nivel de vida de las personas, que tienen recursos adicionales para cubrir sus necesidades más allá de las básicas, como lo es la educación”, precisó Cooper.

El también desarrollador del concepto de las antenas inteligentes, aseguró que para México es crucial desarrollar sus propias tecnologías y capacidades, porque ya no debe depender del petróleo ni de la manufactura para competir en el entorno internacional.

En el futuro, dijo, se espera que los móviles sean aprovechados para el monitoreo del estado de salud de las personas y detectar a tiempo el desarrollo de posibles enfermedades, que generará ahorros por millones de dólares a los sistemas de salud.

Fuente: Reforma, México

Opinión