Inicio Tecnología. Critican reglas para fibra oscura

Critican reglas para fibra oscura

Especialistas alertaron de riesgos jurídicos por tener un marco vago y general

El modelo de título de concesión que presenta la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para la licitación del par de hilos de fibra oscura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), es vago y presenta generalidades ya referidas en las leyes de telecomunicaciones y competencia, advierten analistas.

Agregan que no establece puntos específicos sobre lo derechos y obligaciones que tendrá el concesionario ni la CFE.

Ramiro Tovar, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), dijo que el principal riesgo que se corre por tener un título “muy abierto”, son las vaguedades en los derechos, lo que se traducirá en problemas regulatorios, más procesos jurídicos y una menor competencia.

“El título (de Concesión), es un elemento esencial del proceso porque establece el modelo de concesión que quiere el Gobierno y necesita abordar temas específicos para el manejo y gestión de las fibras y su tráfico, aspecto que no se detalla en el documento publicado por la SCT”, explicó.

El modelo básicamente está replicando lo establecido por la ley sectorial y de competencia, y hace referencia a los contratos de Uso y Aprovechamiento Accesorio y Temporal, y Prestación de Servicios de Instalación y Mantenimiento, que no dan más detalles.

Para Alejandro Navarrete, director del Centro de Investigación e Innovación de Telecomunicaciones de la Cámara Nacional de Telecomunicaciones por Cable (Canitec), es indispensable que la autoridad publique a detalle la información, así como las responsabilidades de la CFE con el operador.

Para los posibles concursantes, indicó, estos datos son determinantes, porque es necesario que también se establezcan las responsabilidades de la CFE con el concesionario y los costos que se fijan para el mantenimiento de la red.

Uno de los puntos que sobresalen, agregó Navarrete, es que el suministro eléctrico tiene preferencia, y que la CFE tendrá en todo momento la facultad para hacer los trabajos necesarios para ello, sin responsabilidad alguna por la posible caída de los servicios de telecomunicaciones.

En la parte del contrato, agregó Tovar, se debe dejar claro si la empresa ganadora tendrá uso exclusivo de la red, si sólo será administrador de la infraestructura o si será juez y parte de la red, es decir, la gestionará pero también canalizará su propio tráfico.

Además se deben hacer las precisiones de los puntos de interconexión que va establecer el concesionario a sus clientes tanto de entrada como salida del tráfico, así como las condiciones en las que se den las tarifas del servicio, si será único o por localidad, agregó Tovar.

Fuente: Reforma, México

Opinión