Inicio Tecnología. Deutsche Telekom, empeñado en adquirir a Orange Holanda

Deutsche Telekom, empeñado en adquirir a Orange Holanda

El gigante alemán, lejos de retirarse en la puja por la operadora, ofrece cerca de unos 1.600 millones de dólares por su adquisición

El operador de telefonía alemán, Deutsche Telekom, parece estar dispuesto a continuar con la batalla por la compra de la actividad de la filial de Orange en los Países Bajos, según ha indicado el periódico económico y financiero La Tribune.

Además, según las fuentes cercanas al caso consultadas por el periódico, la transacción estaría valorada en unos 1.600 millones de euros.

Recordemos que fue en febrero cuando saltó la noticia de que France Telecom quería deshacerse de su negocio de telecomunicaciones en Holanda y entonces ya se barajaban cinco posibles candidatos para la adquisición como informó SiliconNews.

Así, uno de eso posibles compradores, Deutsche Telekom está tratando de abrirse camino en el mercado de las telecomunicaciones holandesas y parece que ya ha mantenido algunas conversaciones para llevar a cabo la compra, por lo que tendría que competir con el otro candidato fuerte, un grupo de fondos de capital de inversión.

En caso de resultar victorioso, el operador de telecomunicaciones alemán estaría en condiciones de anexionar el cuarto operador móvil holandés, con lo que lograría reducir la competencia en el mercado holandés, que es uno de los más competitivos en Europa.

Concretamente, Orange Netherlands posee aproximadamente un 11% de cuota de mercado en el área de la telefonía móvil en los Países Bajos y cuenta con cerca de 600.000 abonados con acceso a Internet de banda ancha.

No obstante, hay que tener en cuenta el gran interés que han demostrado los fondos de capital de inversión Greenfield Capital Partners.

Este grupo de fondos de inversión compró en 2003 la actividad de la holandesa O2 por 25 millones de euros, y luego la revendió dos años después al operador neerlandés KPN por 1.120 millones de euros.

El operador móvil británico O2, que actualmente pertenece al grupo español de telecomunicaciones Telefónica, se retiró del mercado neerlandés en 2003 y vendió su filial local en dificultades a los fondos de capital de inversión Greenfield Capital Partners. Por lo que se configuran como unos grandes competidores. En cualquier caso, los analistas consideran que estos movimientos suponen una consolidación del sector.

Fuente: Silicon News, España

Opinión