Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Dubái prueba placas inteligentes para autos

Dubái prueba placas inteligentes para autos

Las placas inteligentes para autos en Dubái indican si el coche es robado, si está asegurado o si el dueño tiene todos los permisos en regla

Dubái prueba placas inteligentes para autos
Dubái prueba placas inteligentes para autos

Dubái pone a prueba placas inteligentes de autos para facilitar el pago de impuestos, generar datos del vehículo, advertir sobre siniestros y comunicar el estado del tráfico.

En el futuro, la policía no necesitará comprobar por radio o a través de computadora las circunstancias de un vehículo mediante el registro de su placa, sino que será ésta la que informe en tiempo real acerca del propietario y el estado del auto o motocicleta.

Dubái se está esforzando por convertirse en un hub de tecnología y una evidencia es el proyecto piloto que sustituye las placas convencionales por auténticos sistemas cargados de tecnología que prometen hacer las cosas más fáciles, no solo a las autoridades, sino también a los conductores.

Las pruebas comenzarán el mes entrante y las conclusiones finales sobre el proyecto se darán a conocer en noviembre de este mismo año; aunque todo parece sugerir, por lo avanzado del producto, que su lanzamiento está asegurado para el año siguiente.

Este nuevo dispositivo permitirá saber si el coche es robado, si está asegurado o si el dueño tiene todos los permisos en regla; sin embargo, para que las autoridades puedan tener acceso a esta información es necesario contactar con la central, ya sea mediante radio o a través de una computadora en los vehículos policiales.

En lugar de las placas metálicas, la identificación se realiza mediante una pantalla en la que se muestra una numeración personalizable pero sobre todo, información adicional sobre el vehículo.

De esta manera, si el auto es robado o tiene alguna multa pendiente, la información se muestra en la placa en tiempo real, de manera que las autoridades puedan actuar rápidamente.

Pero además, este dispositivo está equipado con GPS y un emisor que puede actuar de forma autónoma en caso de emergencia, por ejemplo si el vehículo sufre un accidente, la matrícula informará a las autoridades, enviando la ubicación exacta del vehículo.

Esta función ya es obligatoria desde el 31 de marzo en todos los vehículos vendidos en la Unión Europea. La matrícula también permitirá dar información sobre incidencia de tráfico con la idea de mejorar la circulación.

Aún más, el dispositivo automatizará el pago del estacionamiento regulado o el impuesto de circulación; estos importes serán descontados automáticamente de la cuenta de cargo vinculada a la placa del conductor.

Si bien este innovador dispositivo tiene valores evidentes, también ha despertado cierta controversia en torno a la privacidad de los conductores al facilitar si normalmente su localización y los recorridos que lleva a cabo.

Los gestores del proyecto han anunciado que el precio final de la placa se dará conocer tan pronto como terminen
las pruebas el próximo mes de noviembre.

Opinión