Inicio Web. El e-commerce creció un 100% en Argentina durante 2006

El e-commerce creció un 100% en Argentina durante 2006

Según la Cámara de Comercio Electrónico, durante el último año cinco millones de personas compraron productos y servicios en sitios argentinos por un valor de 3257 millones de dólares

Datos del sector revelan que se está viviendo un verdadero boom del comercio electrónico en la Argentina, lo que también ocurre en el resto de América Latina. En el nivel regional, Brasil, México y la Argentina representan el 80% del total de las operaciones.

Según un estudio de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), más de 9 millones de argentinos consultan en la Web antes de comprar un producto o servicio, y un 60% de estas consultas termina en la compra por canales tradicionales. La cámara revela que el e-commerce en la Argentina alcanzó niveles récord durante 2006: cinco millones de personas compraron bienes y servicios en sitios argentinos, por un valor de 3257 millones de dólares. Esa cifra fue de 1563 millones de dólares en 2005.

Como consecuencia, los mercados transaccionales virtuales de venta y subastas -como DeRemate.com, MercadoLibre.com, Masopor-tunidades.com y BuscaPé- vivieron, también en el último año, un verdadero boom.

Entre los factores más importantes que impulsaron este sector se destacan el crecimiento de conexiones de banda ancha, el acceso de más personas a una computadora personal, y la mejora de servicios y contenidos ofrecidos por Internet.

Desafíos

Pero a pesar de las cifras tan favorables del sector, aún hay algunos escollos por sortear.

Sin dudas, el principal es generar mayor confianza en este nuevo canal de comercialización.

“Esto puede conseguirse por medio de medidas globales que faciliten que más empresas y personas sumen este medio de hacer negocios. Un claro ejemplo sería que Argentina cuente con una ley que le de un marco jurídico al comercio electrónico o que se promueva, en el nivel de los organismos oficiales, el uso de Internet en su actividad comercial y trabajo diario”, sostiene Marcos Pueyrredón, presidente de la CACE.

Coincide Federico Lozano, gerente comercial de DeRemate.com: “Tanto el principal obstáculo como nuestro principal objetivo están enfocados en romper el mito de inseguridad del comercio electrónico, derribando la barrera de la primera compra de cada individuo”.

Por su parte, Gastón Funes, gerente general de BuscaPé Argentina, señala que aún la oferta de productos es uno de los obstáculos que detiene el empuje del sector. Aunque ésta se incrementó respecto de años anteriores, para Funes todavía no es suficiente.

“Los principales comercios argentinos aún no tienen el 100% de su stock e Internet”, asegura Funes.

A la hora de hablar de las perspectivas de crecimiento, los principales actores del sector coinciden en que son auspiciosas. “Según un trabajo realizado por Visa Internacional, se esperan tasas de crecimiento del comercio electrónico de por lo menos el 40% para el período 2006-2010 en el nivel regional. Mientras que nuestras expectativas, en el nivel local, son mantener tasas de crecimiento superiores al 100% durante 2007. Con lo cual esperamos que se efectúen compras on line por 6500 millones de dólares”, comenta el presidente de la CACE.

Expectativas

Por su parte, Lozano comenta: “Este año esperamos continuar con la curva de crecimiento que mantuvimos durante los últimos años y apuntamos a crecer un 40% sobre el volumen de transacciones de 2006”.

Juan Martín de la Serna, gerente general de MercadoLibre para la Argentina, dice: “En 2006 se realizaron en nuestro sitio 13,8 millones de transacciones, alcanzando un volumen de 1100 millones de dólares. Nuestra proyección es mantener las tasas de crecimiento que venimos experimentando”.

Antes de concluir, Pueyrredón aclara: “Hasta hace un año la Web era considerada un canal de información. Pero en 2006 se ha transformado en un canal de negocios, donde se puede mantener una comunicación fluida con los clientes, brindando herramientas comerciales efectivas y a muy bajo costo. No reemplaza los otros canales de comunicación, si no que los potencia y crea sinergias otorgándoles características propias y nuevas”.

Fuente: La Nación, Argentina

Opinión