Inicio Tecnología. ¿El futuro de Windows está en la Web o en la PC?

¿El futuro de Windows está en la Web o en la PC?

Hace dos semanas, Microsoft Corp. comenzó a ofrecerles a las grandes compañías su nueva y esperada versión de Windows, promocionando el sistema operativo como el principio de una nueva generación de software. Ahora la pregunta es: ¿será Windows Vista el último lanzamiento de su clase?

Windows Vista es una actualización crucial para el software con el que funcionan cientos de millones de computadoras en todo el mundo. Su objetivo es ofrecer una mayor protección contra los virus y otros ataques provenientes de Internet e incluye funciones que, según Microsoft, harán que las PC sean más fáciles de usar. El sistema será lanzado a finales de enero de 2007 en América Latina con un precio de entre US$199 y US$399. Vista será el pilar central del crecimiento de Microsoft y el motor de la industria de las PC, que mueve unos US$200.000 millones al año en todo el mundo.

Ahora, los programadores de la compañía enfrentan un delicado desafío al planear la siguiente generación de Windows. El núcleo del asunto es cómo adaptarse a Internet y a rivales como Google Inc. y Apple Computer Inc., que usan la Web para entregar a una velocidad sin precedentes productos que compiten con el gigante tecnológico estadounidense.

Microsoft se enfrentó a ese dilema durante el prolongado desarrollo de Vista, que saldrá cinco años después de su predecesor, Windows XP. En ese lapso, Google, Apple y la Fundación Mozilla —la organización sin fines de lucro que fabrica el navegador de Internet Firefox— se adelantaron a Microsoft, lanzando primero una serie de innovaciones y servicios planeados para Vista. Google, por ejemplo, presentó en 2004 una herramienta de “búsqueda en escritorio” gratuita para encontrar información en una PC. Por su parte, Firefox incluye una función llamada “navegación por pestañas” que permite mostrar varias páginas Web a la vez en la misma ventana.

Microsoft no pudo seguir el ritmo, aunque cree que ya ha conseguido igualar esas tecnologías. Por ejemplo, Vista incluye una serie de funciones para ayudar a los usuarios a encontrar y organizar archivos y la nueva versión de Internet Explorer incluye la navegación por pestañas. “No volveremos a tener un intervalo de cinco años (entre productos)”, prometió Steve Ballmer, el presidente ejecutivo de Microsoft, en una entrevista reciente.

La pregunta fundamental para Microsoft es si la PC seguirá jugando un papel central en las tareas para las que la gente la usa ahora, desde ver videos y almacenar música a redactar documentos. En los últimos años, la difusión de las conexiones de banda ancha y una ola de nuevas tecnologías han hecho que sea más fácil que la gente use Internet para esas tareas. Los consumidores recurren a servicios como Flickr y YouTube para guardar sus fotos y videos respectivamente, en vez de sus computadoras. Al mismo tiempo, se ofrecen cada vez más servicios de correo electrónico y procesamiento de textos que no requieren la instalación de software. Tampoco requieren que las compañías lancen versiones nuevas de la manera en que lo hace Microsoft. Google actualiza constantemente su servicio de búsqueda de email sin darle mucha publicidad.

La actualización representa una apuesta delicada que coincide con los intentos de Microsoft por adaptarse a la hegemonía de Internet a la vez que trata de conservar una de las gallinas de huevos de oro más generosas de la historia de los negocios. Para Microsoft, Windows sigue siendo su división más rentable, generando ganancias de US$10.000 millones en su último año fiscal.

Ballmer insiste en que nunca antes ha habido tanta necesidad de un software que ofrezca amplias capacidades a las PC y otros aparatos que se conectan a la Web, aunque esos programas colaboren con software que reside en un servidor en Internet.

La batalla con Internet

Desde los años 90, Microsoft ha buscado maneras de ajustarse a Internet. El auge de software basados en la Web originó predicciones de que los servicios de Internet se convertirían en el principal lugar para almacenar datos y gestionar las tareas diarias de las empresas y los consumidores. Algunas compañías, como Oracle Corp. y Sun Microsystems Inc., incluso pronosticaron que las PC serían reemplazadas por terminales más simples que se centran en dar acceso a la Web.

Resulta que Internet se volvió un aliado de las PC, ya que los consumidores las compran para acceder a la Web. Y Microsoft ha podido aprovechar esta tendencia. Sin embargo, Google ha demostrado que, para las empresas, la combinación de servicios Web y publicidad en línea puede ser al menos tan lucrativa como el negocio del software para PC.

Fuente: The Wall Street Journal
 

Opinión