Inicio Tecnología. El gran plan de Biden impulsa las acciones de semiconductores

El gran plan de Biden impulsa las acciones de semiconductores

Las acciones de compañías de semiconductores ya están comenzando a recuperarse, tras las noticias sobre los enormes planes de inversión del presidente Joe Biden

Crean semiconductor que convierte móviles en supercomputadoras

Las noticias sobre los enormes planes de inversión del presidente Joe Biden, destacan la infraestructura. Pero las empresas estadounidenses de semiconductores pueden ver un gran beneficio, por lo que las acciones del sector ya están comenzando a recuperarse.

En febrero, la junta directiva de Semiconductor Industry Association (SIA), que incluye a directores generales o ejecutivos senior de AMD, Nvidia, Qualcomm, Intel, Texas Instruments y otros más, enviaron una carta al mandatario estadounidense.

En ella, hicieron notar que la participación de mercado de Estados Unidos en la fabricación global de chips para computadoras había disminuido constantemente del 37% en 1990 al 12%.

La junta de la SIA dijo que la pérdida de participación de mercado fue en gran parte el resultado de una importante inversión gubernamental en la industria de semiconductores en otros países, mientras que no había ninguna en Estados Unidos.

Ahora, el presidente está tratando de dar a la industria de semiconductores de Estados Unidos lo que necesita. El director ejecutivo de SIA, John Neuffer, dijo en un comunicado el 31 de marzo que el programa de gastos de Biden ‘invertiría ambiciosamente en los trabajadores de semiconductores, la fabricación y la innovación de Estados Unidos, tres piedras angulares en la fortaleza del país y su futuro’.

El paquete de gastos incluiría 50 mil millones de dólares para la industria estadounidense de semiconductores, en medio de una escasez mundial de chips.

Además, se reservaría 174 mil millones para ayudar a Estados Unidos a ganar la competencia mundial por el dominio de la industria de los automóviles eléctricos. Obviamente, esto ayudaría a Tesla, pero también apoyaría a los fabricantes de chips de computadora utilizada en sus vehículos.