Inicio Tecnología. “El que llama paga” nacional generará más divisas

“El que llama paga” nacional generará más divisas

Pendiente, acuerdo final sobre tarifas de interconexiónIncertidumbre sobre los precios al públicoPrevén ingresos extra por casi 400 mdd al año

 
La puesta en marcha del sistema celular “El que llama paga” nacional e internacional aportará entre 300 y 400 millones de dólares anuales en divisas al país, estimó Eduardo Ruiz Vega, comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Sin embargo, pese a que Telmex ya ha firmado un acuerdo comercial con las principales empresas celulares para lanzar la nueva modalidad el 4 de noviembre, la verdadera definición de las tarifas de interconexión continúa en el aire y el comportamiento de las tarifas al público es incierto.

Jorge Arreola, director de asuntos con gobierno de Telefónica Móviles México, dijo que tal acuerdo tendrá una corta vigencia, del 4 de noviembre al 31 de diciembre, ya que continuarán las negociaciones sobre cómo y cuánto se pagará entre las empresas por terminar tráfico. Eso sí, la tarifa de Telmex será la más importante a ser ajustada.

Ruiz Vega observó que al persistir juicios de nulidad y divergencias respecto a la tarifa de interconexión, “tenemos que pensar en la posibilidad de establecer un esquema de tarifas diferenciadas”.

Carlos Hirsh, director de regulación de Iusacell, aseguró que hay acuerdos pactados entre las compañías celulares para reducir en alrededor de un 10 por ciento las tarifas del servicio móvil a partir de 2007; agregó que con la ampliación de la modalidad se podrán agregar cuatro millones de usuarios celulares de zonas rurales casi de inmediato y hacer productivas y rentables alrededor de 20 millones de líneas que carecen de crédito recurrente.

Arreola aseguró que para esta empresa el nuevo esquema significará una reducción de sus ingresos en un 35 por ciento, aunque este impacto será de corto plazo, ya que el efecto más importante será un fuerte crecimiento del tráfico, lo que compensará y arrojará mayores ingresos en el mediano y largo plazos.

Por su parte, fuentes de Axtel, Alestra y Maxcom insistieron en que la nueva modalidad, si fuera aceptada con las actuales tarifas de interconexión, implicaría la necesidad de aumentar las tarifas de larga distancia al usuario final, y “eso no lo podemos aceptar”.

Arreola reconoció que podría haber un incremento en las tarifas de larga distancia y que, en el caso de los precios al público del servicio celular, existe una libertad tarifaria. En el caso de Telefónica, dijo, es posible que no se reduzcan, pero tampoco aumentarían.

Ruiz Vega dijo que el incremento a las tarifas en el servicio de larga distancia y el subsidio de la telefonía fija a la celular son mitos.

Ruiz Vega, Carlos Hirsh y Jorge Arreola coincidieron en que las empresas extranjeras serán las que tendrán que pagar el costo de la terminación de las llamadas, como en el caso de las que provengan de Estados Unidos a México, de una red fija a una celular.

“Estamos quitando el costo de recibir llamadas a los usuarios celulares y dejando que ese cargo lo asuman quienes hacen la llamada, los que están interesados en comunicarse con alguien”, dijo Hirsh.

Ruiz Vega observó que las redes móviles tienen mayores costos que las redes fijas y que, por tanto, debe ser mayor la tarifa de interconexión que pagan las empresas fijas que las celulares.

Coincidió con Arreola en que no existe un modelo de cálculo que permita fijar las tarifas de interconexión con base en los costos, por lo que debe trabajarse en ello y que las empresas proporcionen información a la autoridad.

Fuente: El Financiero, José de Jesús Guadarrama H.

Opinión