Inicio Tecnología. El software libre se pone de moda entre las empresas en tiempos...

El software libre se pone de moda entre las empresas en tiempos de crisis

Aunque implica ahorros en los costos, algunos siguen prefiriendo soluciones de software propietarios por la confianza que generan las grandes marcas

El llamado software libre ha traspasado los círculos de los fanáticos de la tecnología y de los programadores, para convertirse en una alternativa real para consumidores y también, para empresas.

Pero sobre todo en tiempos de crisis, porque gracias al modelo de negocios que  proponen las empresas detrás de las soluciones basadas en programas de código abierto, como por ejemplo Red Hat, quien da un servicio completo y profesional, según explica su gerente de marketing, Martín D’Elia.

Porque en el modelo del software propietario, se paga por usar las licencias y por el soporte técnico. En tiempos de crisis, por ejemplo, si no se puede pagar el soporte también hay que suspender las licencias, y devolver o desinstalar el software.

Pero en Red Hat, explican que su mayor competencia son ellos mismos, porque al no ser los dueños del software –que es propiedad de la comunidad-, si el cliente termina el contrato con ellos, son libres de seguir usando los programas. Si deja de pagar la suscripción pierde las actualizaciones nada más. “Competimos con nosotros mismos, pero por suerte nos ganamos bien seguido, porque tenemos una tasa de renovación del 90%”, dice.

En resumen, para D’Elia la principal ventaja es una reducción en el costo de los proyectos. Esto porque usa hardware más barato, sobre el que también se puede virtualizar y además, sin pagar licencia. “Hay un funcionamiento igual o mejor del software, con un menor costo”.

Mitos que generan desconfianza

Ante la opción de adquirir grandes soluciones basadas en software abierto, muchos podrían tener desconfianza de un programa que no cuenta con el respaldo de una empresa reconocida –como sucede con los programas propietarios-, lo que para Martín D’Elia, son sólo mitos, generalmente difundidos por la competencia.

“Ese es un argumento muy viejo, prácticamente todas las grandes empresas del mundo utilizan algún tipo de software open soruce, todas las tendencias vistas por los analistas comentan que las empresas comienzan a usarlo, se empieza a conocer”.

Cita a grandes empresas que son clientes de Red Hat, como NYSE, la bolsa de Nueva York, que usa Red Hat Linux. “Si esa gente no confiara en estas soluciones, imagina los desastres que tenía todos los días”.

En empresas como Red Hat, lo que se hace es tomar el software, certificalo y se compila en un sólo proyecto, además de actualizarlo permanentemente, y dar soporte técnico. También, se hace cargo de cualquier problema relacionado, por ejemplo, al reclamo de una patente.

En el roadshow realizado hoy por la empresa, evento anual donde se reúnen los clientes de Red Hat de cada país, se habló de las tendencias en el mundo de las soluciones de código abierto. En él grandes empresas chilenas que usan sus soluciones, como Entel PCS o La Polar, expusieron sus casos y de qué forma les había ayudado estas soluciones.

¿Poca profesionalización?

Pero a pesar del crecimiento, aún falta, o al menos eso es lo que deja entrever el secretario de la Estrategia Digital Ernesto Evans, quien también estuvo presente en el evento para exponer el uso del software libre en el gobierno, y cuál es la posición frente a los programas abiertos, la que deja muy clara: “No discriminamos ni positiva ni negativamente en el uso de las soluciones. El software libre y el comercial tienen que competir en igualdad de condiciones”, explica Evans.

Agrega que una de las principales preocupaciones, al menos en el gobierno, es la viabilidad y el desarrollo a futuro que hay de cada solución. “A veces hay prejuicios que los desarrolladores de software libre viven en un garage, pero también falta difundir un poco más la profesionalización de esta industria, porque si tu comparas desarrolladores de software libre y código propietario, todavía son muchos más los de código propietario”.

Pero defendiendo las ventajas del software libre, D’Elia explica que el hecho que todos sean los dueños del software favorece la innovación. “Cualquiera puede ingresar a la comunidad, desarrollar el software que necesite y compartirlo con el resto. En el otro modelo es imposible”. Lo segundo es la transparencia, ya que el código está a la vista, lo que resulta conveniente sobre todo en el área de la seguridad, porque el fabricante de un software cerrado dice que su producto –por ejemplo-, encripta los datos sin que el cliente tenga la certeza. “En nuestro caso tú puedes ir al código, ver el algoritmo de encriptación, cambiarlo, proponer uno mejor, lo que sea”.

Fuente: El Mercurio, Chile

Opinión