Inicio Tecnología. Ericsson y WWF se unen para reducir las emisiones de CO2

Ericsson y WWF se unen para reducir las emisiones de CO2

Ericsson y el World Wide Fund for Nature (WWF) en Suecia anunciaron una sociedad que busca alentar el uso inteligente de las soluciones de telecomunicaciones a través de las industrias para reducir las emisiones globales de CO2. Para lograr esto, trabajarán juntos para promover soluciones de telecomunicaciones que ayuden al medio ambiente, e introducir el concepto de “impactar positivamente al ambiente” a las compañías orientadas a soluciones en el sector ICT.

La sociedad cubre tres áreas clave: una metodología para calcular los ahorros de CO2 al evitar emisiones; la integración de soluciones de telecomunicaciones bajas en emisiones de carbono en las estrategias climáticas para las ciudades; y una plataforma de soporte para sociedades que promuevan una economía de baja emisión de carbono.

Elaine Weidman, Vicepresidente de Sustentabilidad y Responsabilidad Corporativa en Ericsson, dice: “La sociedad se enfrenta a un gran desafío para reducir drásticamente las emisiones de CO2 para el 2050, mientras que la economía mundial se podría incluso hasta triplicar. Ericsson tiene la visión de usar las telecomunicaciones para fomentar una sociedad con menos emisiones de carbono, y nos gustaría ver a las telecomunicaciones e ICT en la agenda de las negociaciones sobre el clima global en Copenhague este año, como un medio viable para ayudar a los reguladores y gobiernos en lo que refiere a alcanzar los objetivos de emisión de carbono. Las oportunidades para que la banda ancha desmaterialice y racionalice la economía son casi ilimitadas.”

Mientras que la industria de tecnología de comunicación e información (ICT) es responsable de aproximadamente 2 por ciento de las emisiones globales de CO2, Ericsson y WWF en Suecia creen que tiene el potencial para ayudar a reducir más de 15 por ciento del 98 por ciento restante emitido por las industrias que no pertenecen a ICT y por el público. La sociedad intenta alentar a otros sectores, como el transporte, construcciones y energía, a utilizar de mejor manera la infraestructura de ICT y así reducir las emisiones de CO2.

Ericsson y WWF en Suecia estiman que el uso inteligente de los servicios habilitados por la banda ancha pueden reducir las emisiones de CO2 en un factor de 10-100, es decir el uso de un servicio de telecomunicaciones que emite 1kg de CO2 puede habilitar una reducción de 10-100kg de CO2. La banda ancha fija y móvil puede jugar un rol fundamental en mejorar los servicios básicos al mismo tiempo que reduce las emisiones de CO2 – tanto en remplazar productos físicos con servicios como en ayudar a la sociedad a usar recursos de manera más eficiente – y puede acelerar el cambio de servicios e infraestructura de físico a virtual.

Ericsson y WWF en Suecia explorarán cómo medir cómo una compañía de ICT puede ayudar a reducir cantidades significativas de CO2 en la sociedad con soluciones de bajas emisiones carbono en ICT, convirtiéndose así en “de impacto positivo al clima”, es decir el uso de las soluciones de una empresa se promueven y se usan de tal forma que resultan en reducciones de CO2 mayores a las emisiones internas de la empresa.

Dennis Pamlin, Asesor de Políticas Globales de WWF en Suecia, dice: “Esta sociedad es un ejemplo de cómo se puede ver un ambiente de trabajo innovador en el siglo 21. Junto con Ericsson, podemos ver la necesidad de reducir las emisiones como una oportunidad, y la urgencia de tener reducciones rápidas como un impulsor de innovación y beneficio. Esto es especialmente importante en esta crisis económica cuando gran parte de los recursos están siendo destinados en inversiones de infraestructura. Durante los siguientes meses exploraremos y promoveremos el uso de soluciones con menos emisiones de carbono innovadoras que puedan ayudar a los negocios, industrias y gobiernos a reducir sus emisiones de carbono y dar forma a una economía de baja emisión de carbono.”

La rápida urbanización e inversiones relacionadas implican que las ciudades pueden usar la necesidad de reducir las emisiones de CO2 como un impulsor de desarrollos inteligentes y de baja emisión de carbono. La infraestructura del siglo 21 que ICT ha creado genera oportunidades para inversiones en soluciones inteligentes que puedan brindar servicios básicos como transportación, calefacción, enfriamiento e iluminación de formas que hagan más eficientes los recursos y que contribuyan al desarrollo sustentable de la población mundial.

La transportación inteligente y los sistemas de comunicación son un ejemplo de cómo las emisiones se pueden reducir a través de una red enlazada de personas, caminos y vehículos, que soportan el trabajo desde casa, la desmaterialización y, comunican descripciones de caminos, guías e información de tráfico. Una investigación realizada por Ericsson muestra que introducir aplicaciones de telemedicina puede reducir los viajes por consultas en hospitales hasta en 50 por ciento. Las soluciones “Smart Grid” de Ericsson ayudan a los servicios públicos y a los hogares a regular de mejor manera el uso de energía, y el “Connected Home” de Ericsson permite monitorear y automatizar el consumo de energía, iluminación y vigilancia.

Esta sociedad se construye con base en siete años de interacción entre WWF en Suecia y Ericsson. Durante los próximos seis meses, la sociedad se enfocará en esfuerzos intensificados para poner a ICT en la agenda de políticas globales para las futuras negociaciones climáticas que se llevarán a cabo en Copenhague este año. 

Opinión