Inicio Tecnología. Europa apoya el código abierto

Europa apoya el código abierto

Un estudio encargado por la Unión Europea señala los beneficios de los sistemas operativos ‘Floss’

Los sistemas operativos gratuitos, libres y de código abierto, tradicionalmente conocidos como Floss (Free, Libre, and Open Source Software), aportarán 263.000 millones de euros a la economía europea y unos 570.000 trabajadores de empresas del continente contribuirían al desarrollo del código de estos proyectos.

Al menos así lo afirma un estudio sobre la economía del código abierto encargado por la Unión Europea al instituto de investigación UNU-Merit de la Universidad de Maastrich (Holanda).

Además, casi la mita de los programadores de software de código abierto trabajarían en Europa, lo que podría suponer un valor de 800 millones de euros –cerca de mil millones en Estados Unidos– y a partir de 2010, Floss representaría el 4% del producto interior bruto de la economía europea.

Entre sus conclusiones, el estudio llama la atención también sobre la importancia de “corregir las políticas y prácticas en vigor que implícita o explícitamente favorecen el software propietario”, subvencionando el I+D, apoyando la estandarización, evitando el bloqueo de los vendedores en los acuerdos de educación, ofreciendo un tratamiento equitativo a quienes contribuyan al código abierto e impulsando las alianzas entre las empresas y la comunidad de código abierto.

“Proporcionando un entorno de desarrollo cualificado para los empleados y conservando una parte mayor de valor añadido localmente, Floss puede fomentar la creación de empresas y de empleos”, señala el informe.

El código abierto se ha convertido en la principal tendencia del mercado TI, y este estudio acaba de recordar que su modelo económico se anuncia ampliamente beneficioso para Europa.

Golpe a Apple y Microsoft

Una de las recomendaciones del estudio de UNU-Merit es de lo más explícita. Apunta claramente a Apple y a los fuertes lazos que el fabricante ha establecido entre el reproductor iPod y el servicio de descarga iTurnes, al igual que ha hecho Microsoft con su entorno Windows.

Se trata, según el documento, de “explorar el modo en que la separación entre el material y el software pueden llevar a un mercado más competitivo y con formas de expresión simples de innovación que no estén favorecidas por la integración vertical”.

Fuente: Silicon News

Opinión