Inicio Apps y Gadgets. Europa autoriza electrocardiogramas desde el Apple Watch

Europa autoriza electrocardiogramas desde el Apple Watch

El Apple Watch Series 4 puede realizar electrocardiogramas directamente en la muñeca del usuario

Apple Watch Series 4
Apple Watch Series 4

El Apple Watch Series 4 ya se puede utilizar en 19 países de Europa para hacer electrocardiogramas, después de recibir la marca CE y obtener el visto bueno del Espacio Económico Europeo.

La función ya estaba disponible en Estados Unidos cuando el nuevo modelo se lanzó en septiembre pasado y ya contaba con la autorización de FDA, la Administración de Alimentos y Medicamentos de ese país.

Esta aplicación es de enorme trascendencia para la apuesta en salud de la compañía, ya que permite al usuario medir el ritmo cardiaco al instante si se notan síntomas como palpitaciones o latidos irregulares y proporcionar información crucial a los médicos.

Después de actualizar el sistema operativo WatchOS 5.2., el usuario podrá medir en 30 segundos usando su muñeca y el dedo anular de la mano contraria. Lo hace gracias a los electrodos incorporados en el cristal trasero y la corona digital del Apple Watch Series 4 que se combinan con la app ECG para generar un electrocardiograma similar al de derivación I.

Lee también: El nuevo Apple Watch hace electrocardiogramas y alerta ante caídas

Después de la medición de 30 segundos, el ritmo cardiaco se clasifica en fibrilación auricular, ritmo sinusal o no concluyente. Todas las mediciones, las clasificaciones asociadas y otros síntomas indicados, se guardan en el propio iPhone, aunque los usuarios tienen la opción de enviar un PDF con los resultados a su médico.

El reloj comprueba esporádicamente las pulsaciones en segundo plano en busca de síntomas de arritmia cardíaca que pudieran indicar fibrilación auricular y avisa al usuario con una notificación si este tipo de ritmo irregular se detecta en cinco comprobaciones durante un período mínimo de 65 minutos.

De no ser tratada, la fibrilación auricular puede desencadenar en un ictus, la segunda causa de muerte más común en el mundo, aseguró la compañía.

Apple también recalcó que la aplicación no puede detectar un ataque al corazón u otras arritmias aparte de las descritas.

Opinión