Inicio Tecnología. ¿Existe relación entre el nivel de precios y el grado de competencia?...

¿Existe relación entre el nivel de precios y el grado de competencia? (Columna de Ernesto Piedras)

De manera lógica, el nivel de precios y el poder adquisitivo en términos de servicios de telecomunicaciones de las personas, familias y empresas en México, se ha convertido en un tema recurrente en la discusión de políticas públicas, académica y sociedad en general. Piénselo usted, amigo lector, ¿cuánto sabe sobre las tarifas que paga y los planes que contrata? Le aseguro que tiene una larga historia que contar sobre si mejor toma el plan más bajo para controlar su gasto, si es un usuario intensivo, y por supuesto que lo mismo sucede con el tipo de aparato telefónico móvil (o handset).

Una pregunta pertinente es si considera usted que México es competitivo (barato) en sus tarifas de los servicios de telecomunicaciones. Claro que la respuesta depende de aquellos servicios específicos (gastos de instalación de
líneas, llamadas locales, renta, larga distancia nacional e internacional, celular de pre y pospago, internet telefónico o de banda ancha, etc.) a los que nos refiramos. Pero le puedo asegurar que su respuesta cayó en la región de
considerarnos caros como país. En efecto, nadie podría afirmar que seamos baratos o competitivos al compararnos con aquellos países con los que México se vincula principalmente en lo económico.

La percepción acerca de los precios

Por lo general se ha ubicado el nivel tarifario del país fuera de los márgenes de competitividad al compararse con otros países. Si bien es un hecho que en años pasados nuestro sector registraba niveles tarifarios considerablemente
superiores a los de la mayoría de los países, la intuición y alguna evidencia de primera mano, nos lleva a pensar que el efecto combinado del avance tecnológico, de la limitada competencia en el mercado mexicano y de las acciones regulatorias, han acentuado la trayectoria descendente de los precios de estos servicios en el mercado mexicano.

Al ser las telecomunicaciones un sector crucial para la economía nacional y para el bienestar social, se hace necesario para su desempeño eficiente que su vector de precios corresponda a su estructura de costos, de la demanda por sus
servicios, pero también que esté alineado en términos de competitividad con el correspondiente a aquellos países con los que México realiza sus operaciones económicas y sus intercambios comerciales.

Y éste, el del precio o tarifa que los habitantes y empresas de un país pagan por los servicios, constituye un tema insuficientemente analizado. Importante porque un alto nivel tarifario en comparación con el resto del mundo lleva a
una baja utilización efectiva de los servicios. De manera similar, para las unidades económicas y empresas del país, resulta en una pérdida de competitividad frente a aquellas de otros países que empleen servicios semejantes a precios más bajos, encareciendo el precio final de los bienes y servicios producidos por las empresas nacionales, reduciendo sus márgenes de ganancia, capacidad de reinversión, generación de empleo, etcétera.

Por ello, vale insistir, es necesario identificar que el nivel tarifario del país no registre un desequilibrio con respecto a los principales países con los que se vincula en la economía mundial.

Tarifas y competencia, ¿tienen alguna relación?

Pero sucede que al igual que otros servicios de infraestructura y de economías de red como las de energía, transportes y ductos, el mercado de las telecomunicaciones ha probado la dificultad para la gestación de una
competencia efectiva.

La insuficiente competencia de los diferentes segmentos del mercado mexicano se asocia al “rezago tarifario” respecto a los demás países. Por lo anterior, las acciones gubernamentales deben inclinarse a fomentar la competencia efectiva (más allá de la mera existencia de empresas en el mismo segmento) entre los servicios que hoy en día son cada vez más convergentes. Todo, como un mecanismo que en el mundo ha probado su efectividad en la promoción de la competitividad tarifaria.

¿Conocemos la situación de los precios?

Si bien es cierto que históricamente México ha sido caro en relación a sus principales socios y competidores, también es útil destacar que varios servicios han registrado reducciones significativas, pero insuficientes, en sus tarifas, aun así, tendiendo a cerrar su brecha tarifaria con respecto a otros países. En otras palabras, México se ha vuelto un tanto más competitivo. Las tarifas internacionales de la canasta básica han reportado una tendencia generalizada a la baja y es de esperar que los precios de todos los países converjan conforme se intensifique la competencia efectiva, no solo el número de operadores presentes en el mercado.

Es de esperar que con la operación conjunta del mercado y de las acciones regulatorias conducentes, el vector de dichos precios continúe su tendencia a la baja en los próximos años, para alcanzar un nivel de competitividad que
contribuya a optimizar el bienestar de la sociedad, sobre la base de una sana operación de sus empresas e industria de las telecomunicaciones.

Fuente: El Economista, Ernesto Piedras, Director General de The Competitive Intelligence Unit (www.the-ciu.net

Opinión