Inicio Social Media. Facebook prepara su propia ‘Suprema Corte’

Facebook prepara su propia ‘Suprema Corte’

Facebook destina 130 millones de dólares para formar la 'Suprema Corte' de moderación de contenido

Tribunal
Tribunal

Facebook anunció hoy una inversión de 130 millones de dólares para la llamada ‘Suprema Corte‘ de moderación de contenidos en su plataforma, una entidad independiente que vigilará el uso correcto de la red social.

Esta organización tendrá a sus propios empleados al margen de los de Facebook, que incluirán un director, varios jefes de sección y trabajadores en áreas como las comunicaciones, el equipo legal, recursos humanos e investigación.

Con ello, la compañía busca dar respuesta a las crecientes críticas que recibe por contenidos no apropiados (violentos, explícitamente sexuales, mensajes de odio, noticias falsas, etc.) que los usuarios publican en la red social.

Los 130 millones de dólares aportarán los fondos necesarios durante los primeros seis años de existencia, y servirán para pagar gastos operacionales como el personal, el alquiler de las oficinas y los viajes de los empleados.

En la actualidad, la empresa que dirige Mark Zuckerberg subcontrata compañías en todo el mundo para que, apoyados en sistemas de inteligencia artificial, trabajadores humanos revisen contenidos que potencialmente no respetan las normas internas de uso de Facebook y tomen una decisión sobre su pertinencia.

Este sistema, sin embargo, ha sido objeto de varias polémicas en relación tanto a su resultado final (se le acusa de ser demasiado lento y de responder a criterios en muchos casos dispares) como a su funcionamiento (las firmas subcontratadas por Facebook reciben quejas por presuntamente explotar laboralmente a sus empleados y no preocuparse por los efectos que sobre su salud mental tiene la exposición a contenidos en muchos casos de violencia extrema).

La ‘Suprema Corte’ de Facebook funcionará como un tribunal de último recurso al que irán a parar los casos más controvertidos y en el que ‘jurados’ de cinco personas tomarán una decisión definitiva sobre cada asunto y realizarán sugerencias a la compañía para modificar sus normativas internas.